0 5 mins 2 meses

Si en este País se hubiera seguido el pensamiento de Bolívar, visionario a quien no sólo le preocupó el crecimiento del Imperio, que impondría una dominación en lo económico, sino de las situaciones generadoras de la violación y negación a los derechos ciudadanos como la corrupción,  como fuente generadora de atraso y sufrimiento de los pueblos…

Por Aurelio Rosales Durán 

El 12 de enero de 1824, el Señor General Simón Bolívar, Presidente de Perú y Colombia, decreta la pena de muerte para todos los funcionarios públicos que hayan “malversado o tomado para sí” parte de los? fondos de la nación; medida que tomó con el fin de reducir el mal de la corrupción en la entonces Gran Colombia.

A continuación el Decreto emitido por El Libertador desde el Palacio de Lima.

Teniendo Presente:

1°–Que una de las principales causas de los desastres en que se ha visto envuelta la República, ha sido la escandalosa dilapidación de sus fondos, por algunos funcionarios que han invertido en ellos;

2°–Que el único medio de extirpar radicalmente este desorden, es dictar medidas fuertes y extraordinarias, he venido en decretar, y? Decreto:

Artículo 1°–Todo funcionario público, a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba, queda sujeto a la pena capital.

Artículo 2°–Los jueces a quienes, según la ley, compete este juicio, que en su caso no procedieren conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena.

Artículo 3°–Todo individuo puede acusar a los funcionarios públicos del delito que indica el Artículo 1°.

Artículo 4°–Se fijará este decreto en todas las oficinas de la República, y se tomará razón de él en todos los despachos que se libraren a los funcionarios que de cualquier modo intervengan en el manejo de los fondos públicos.

Imprímase, publíquese y circúlese. Palacio Dictatorial de Lima, a 12 de enero de 1824– 4° de la República.

Nota de C4: La corrupción es un mal endémico que está impreso en el ADN de los seres humanos, es una actitud recurrente y típica de los que llegan al poder. 

En la historia de los imperios, antes y después de Cristo, se encuentran relatos de abusos, de corrupción, de traición de excesos y malos manejos administrativos.

Hoy, en Guatemala, la moda es señalar en la redes sociales a todo el mundo, los ciudadanos de hoy pueden linchar mediáticamente a cualquiera, y los “honorables funcionarios de Ministerio Público y el Organismo Judicial se dan el lujo hundir con una justicia selectiva a los corruptos incómodos, a los críticos de oposición, a los encargos o paquetes, es decir, a personas no afines a los intereses de los grupos fácticos y que son un estorbo para el sistema o que puedan delatar o evidenciar sus maniobras.

¿De qué nos asombramos, si este sistema corrupto ha existido en Guatemala por siglos?

Los cibernautas anónimos que amparados en el cobarde anonimato se dan a la tarea de señalar, señalar y señalar y a la hora de proponer o de actuar se llenan de temor y se esconden en su zona de confort. 

Los guatemaltecos se quejan y con golpes de pecho piden un mejor país… y Guatemala pide a gritos mejores guatemaltecos.

Hoy lo propuesto por Simón Bolívar, sería señalado por los izquierdistas rosados como una abominación… y dándose golpes de pecho y desgarrando sus vestiduras, los defensores de Derechos Humanos reclamarían el debido proceso y la integridad de los corruptos, ignorando que sus fechorías han llenado el suelo patrio de muerte y dolor.

Males extremos necesitan, soluciones extremas.

Los guatemaltecos se quejan y con golpes de pecho piden un mejor país… y Guatemala pide a gritos mejores guatemaltecos.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte Palacios y Blanco, conocido como Simón Bolívar, (Caracas, Capitanía General de Venezuela, 24 de julio de 1783 - Santa Marta, Colombia, 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano, fundador de las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia. Fue una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al Imperio español, contribuyó a inspirar y concretar de manera decisiva la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.