home Actualidad, Cosas Interesantes., Cosas para Compartir., Cultura, Motivacion, nuevo tema Las mujeres ante la violencia: ¿Temor o empoderamiento?

Las mujeres ante la violencia: ¿Temor o empoderamiento?

La periodista Claudia Jo; Nicolás Díaz, especialista en comunicación estratégica y CEO de Open Box, S.A.; y el psicólogo Alex Ríos expresan sus opiniones sobre la campaña mediática que durante dos días ha dividido las opiniones de quienes se expresan a través de las redes sociales.

Por Roxana Orantes Córdova / PrespectivaGT

Nadie puede negar que debería ser suficiente un asesinato, sin importar el género o edad de la víctima, para indignar a la sociedad. Tampoco puede negarse que según datos oficiales, menos del 50% de las autopsias realizadas a mujeres corresponden a posibles homicidios.

Los índices de violencia criminal en el país han descendido significativamente y a partir de que se instalaron mecanismos como las alertas Alba Kenneth e Isabel Claudina muchas desapariciones se resuelven.

Por ejemplo, en 2020 se reportaron 825 alertas Alba Kenneth, de las que se desactivaron 727, que representan el 88%, indica un medio de comunicación.

Pese a estos avances, en su mayoría logrados gracias a la presión de grupos femeninos, desde el inicio de este año, muertes de mujeres y niñas han recibido amplia cobertura mediática, llegando a generar la referida campaña.

Entre los elementos de este contexto, está la pretensión de que se cree un “Ministerio de la Mujer” y la fuga de algunas niñas de un hogar “de resguardo” estatal, ante la impasibilidad de varias autoridades y otros adultos que presenciaron la fuga.

Otro elemento del contexto que es obligatorio mencionar, es que una de las creadoras de la campaña, Alejandra Morales, labora en la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSEC).

El contrato de la activista contra la violencia de género, a quien se identifica como Bachiller, indica que percibe Q25 mil mensuales y establece que su función en la entidad es “Implementación de estrategias con los medios de comunicación”. Además, otros cinco familiares de Morales también son funcionarios públicos, incluyendo a su padre, el viceministro del Ministerio de Economía, Ernesto Morales Pinzón.

El abogado Rolando Alvarado escribió en su cuenta de Twitter: “El hecho de que la creadora del hashtag #TengoMiedo labore para el @GuatemalaGob, constituye una burla para el propio Gobierno, pero también para todos aquellos que colaboraron en su difusión”.

La campaña surgió como un hashtag en redes, y pronto se posicionó como tendencia, aunque con una breve duración. Un elemento curioso es que por lo menos dos medios corporativos divulgaron profusamente la campaña e incluso uno de ellos lanzó una especie de instructivo para que sus lectores pudieran sumarse a “#Tengo miedo”.

Otro dato que sí puede considerarse atemorizante, es que el “Defensor del Pueblo”, Jordán Rodas, reconoció en un video que “tiene miedo”, lo que parece dejar a la población sin el consuelo de un Ombudsman que vele por sus derechos.

El miedo es una emoción negativa que puede provocar reacciones físicas, emocionales e incluso llegar a convertirse en una patología. El psicólogo clínico Alex Ríos dice:

“Es un mecanismo de defensa natural, que nos mantiene vivos. Pero puede ser también patológico, cuando deriva en ataques de pánico. Considero que la campaña podría llegar a tener doble propósito, motivando violencia secundaria. Falta conocer a quién pretenden llegar y por qué lanzan el tema precisamente ahora. El miedo no se eliminará con más miedo”.

“No debe existir una sola mujer víctima de violencia”, dice Claudia Jo

Entrevistada por Perspectiva, la comunicadora considera que:  “Como mujer, la campaña #Tengo miedo me genera incertidumbre. Datos de Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), indican que las necropsias realizadas a mujeres revelan que menos del 50% murieron de forma violenta.

Pero más allá de eso considero que la manera de generar conciencia y lograr un cambio no es revictimizando a la mujer sino empoderándola, para que denuncie, para que hable, para que no calle ante ningún tipo de atropello”.

Además, afirma: “No debe existir una sola mujer víctima de violencia, una sola niña abusada. Me preocupa ver los actores que lideran la campaña, pareciera que tienen motivaciones políticas lo cual me preocupa aún más porque ser mujer no es cuestión de ideología, y en un país como Guatemala los retos y peligros que enfrentamos deben combatirse con fuerza y sororidad”.

Una estrategia que dividió la opinión

Nicolás Díaz ha participado en el diseño de centenares de campañas informativas y publicitarias. Desde su perspectiva, la llamada #Tengomiedo, fue una equivocación, aunque pudo tener buenas intenciones.

“Desafortunadamente, con el advenimiento de las redes cualquier persona cree que si tiene una buena idea, crea un hashtag y lo convierte en campaña mediática. Me quedo con la frase del gran Humberto Eco, quien dice que no es lo mismo opinar en la cervecería con los amigos, que en las redes”.

Díaz señala que la campaña parece haber sido gestionada por personas que no conocen cómo opera el gobierno ni cómo se hace una campaña. “Ubicar una marca, plantear una estrategia de comunicación, toma meses de trabajo para una agencia y muchas veces, aun así se fracasa o se yerra”.

Este tipo de campañas también afectan seriamente la “marca país” de Guatemala, que puede ser percibido como un territorio semisalvaje pese a que en los últimos años, la violencia se ha reducido sensiblemente, afirma.“Ojo con esto, porque la muerte de una sola niña debe ser suficiente para la alerta social”, agrega.

Según Díaz, “comunicacionalmente se debió manejar de otra forma. Esto, explica, porque el miedo es una emoción negativa, tabú, que no nos gusta ver. El miedo paraliza y es similar al mal ánimo. Estas emociones negativas no deberían sostenerse durante un día completo, menos en un momento como el actual. Los niños y niñas deben aprender a reconocer sus emociones y saber que todas son válidas pero no deben ser permanentes. Por ejemplo, no podemos vivir todo el tiempo alegres”.

“El miedo no es resiliente, es paralizador. Apelar a esta emoción como un lema no es la mejor forma de generar conciencia. Yo le hubiera puesto una palabra antes de “tengo”: “No tengo miedo”.

“No debe existir una sola mujer víctima de violencia, una sola niña abusada. Me preocupa ver los actores que lideran la campaña, pareciera que tienen motivaciones políticas lo cual me preocupa aún más porque ser mujer no es cuestión de ideología, y en un país como Guatemala los retos y peligros que enfrentamos deben combatirse con fuerza y sororidad”.

No es así como se logra la justicia en este país.

Blanca Yolanda Sandoval de la Fiscalía de la Mujer,  comentó

tan solo en enero fueron asesinadas 68 mujeres de distintas edades. Ante esto, surgió la campaña “#TengoMiedo”, la cual busca visibilizar el temor que las guatemaltecas viven diariamente. Sin embargo, el Ministerio Público (MP) desacreditó las voces que se han unido al movimiento.

“No es válido transmitir mensajes como los que andan circulando en algunas redes sociales, diciendo Tengo Miedo. No es así como se logra la justicia en este país.”, aseveró Blanca Yolanda Sandoval, de la Fiscalía de la Mujer en una conferencia que organizó hoy el MP para abordar los recientes casos de violencia contra mujeres, niños y adolescentes.

A decir de Sandoval, los distintos sectores de la sociedad deben “apoyar” la cultura de denuncia. Sin embargo, criticó la campaña “#TengoMiedo” que se desarrolla en las redes sociales.

Sandoval comentó que se han recibido en total más de 43 mil denuncias, 4407 medidas de seguridad a favor de mujeres y 2772 órdenes de aprehensión solicitadas por distintos delitos.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube