0 7 mins 8 meses

Al presidente Giammattei le pueden decir de todo, pero tonto, él no lo es y no se iba a dejar quitar el poder así por así, cuando lo peleó 40 años. O sea, ya vio que lo estaban orillando y ha tomado medidas correctivas.

Por Carlos Escoto

Es importante señalar que la reciente elección de la junta directiva del Congreso  confirma una negociación y que no se tome la palabra “negociación” como un truco o como cosa incorrecta, las negociaciones en política, se tienen que dar. Y en este momento el presidente está repartiendo una parte del poder, porque no sólo es para la para la Junta Directiva del nuevo Congreso, sino es para entregar otras carteras. Tengo entendido que el MICIVI, el de Agricultura; no sé si el de Educación o el de Cultura van en una en esa negociación.  Con esto, el presidente Giammattei, logra calmar las aguas durante su período constitucional sin riesgos de que lo estén botando o tratando de botar, porque lo van a estar apoyado con una mayoría que en el Congreso, prácticamente va a estar debidamente afinado. 

En este momento digamos que los que salieron perdiendo son los “morados”(partido TODOS) Y es importante señalar que el diputado Ubico y el diputado Boris España, son buenos colaboradores del presidente.  El mismo presidente ha dicho, en el caso de Ubico, que es un buen amigo y un buen colaborador del gobierno.

Y esto se entiende debido a que los diputados están anteponiendo los intereses de sus departamentos, antes de lo personal, porque defender a una persona, como el líder que tienen ahorita los morados, pues como que ya no es tan rentable.  Lo dejaron solo, el gran perdedor de este “affaire”, ha sido Felipe Alejos, quien no midió bien el costo de su berrinche.  Y me extraña porque es un político  con mucho colmillo político. 

 Hay una fisura que tienen que solventarla

Yo creo que en este sentido, el presidente Giammattei debe atender muy bien  las recomendaciones que le hagan sus asesores, el presidente ha cumplido con los compromisos políticos que adquirió con su gente y me imagino, que les habrá dicho “te vas a ir de ministro, te vas a ir de secretario, pero, si fallas, te cambio” y, ahorita va a entrar a  hacer verdaderamente gobierno.   

Intrigas palaciegas

El presidente le dio poder a una persona que está muy cercana a él y eso es un secreto a voces  en toda Guatemala, eso agito a la prensa, incomodo al vice-presidente y le dio material de guerra a la oposición. Sus operadores políticos aceitaron la maquinaria y ahora la tormenta se calmó y él “Presi” logra calmar las aguas.

Yo no sé qué tan graves son las ofensas que se dieron entre el Vicepresidente y el Presidente, a mí me dicen que hay cosas muy serias, irreconciliables, pero en política… si hay que hablar y negociar con el diablo, pues se hace.

Elección de magistrados

La Constitución de la República define la total independencia de poderes. Un diputado, está investido en la calidad de “dignatario de la nación”; él sabe que si está ajustado a su reglamento, ¿por qué le van a decir que vote a viva voz? Y ¿por qué le van a dar instrucciones de que tenga que decir a quién elije y a quién no elije de los 26 candidatos?

La Comisión de Postulación envió un listado al Congreso y a cuenta de qué va a decir el Congreso: “mire estos tienen antecedentes y no pueden participar”, se supone que eso lo debían haber hecho en la primera etapa, en la etapa de Comisión de Legislación. 

La elección de las Cortes, se va a dar y este movimiento de la elección de Junta Directiva afirma que ya hay una alianza fortalecida, ahora sí van a entrarle de lleno a conocer y a elegir a los magistrados de la Corte.

El Ejecutivo se está ocupando más de gobernar a nivel político y de empezar a aceitar la maquina mediática y de oposición para lograr una ejecución pronta y eficiente del presupuesto de la nación, porque realmente su desempeño da vergüenza.

Parálisis administrativa e incapacidad burocracia

La gente que llegó en la primera ola (los de primer nombramiento) los que llegaron con este gobierno, llegaron asustados, no conocían de administración pública y en las últimas administraciones, a todos los funcionarios que llegan, le recuerdan que tiene 20 años de responsabilidad después de dejar el cargo, si firman o hacen algo incorrecto… eso les asusta, no quieren firmar nada, no se quieren hacer responsables de nada porque no se quieren ir presos.

Yo tuve la oportunidad de oír esas expresiones de la ex viceministra financiera de Salud, sólo estuvo 2 meses. Y no quiso firmar nada porque no quería que la metieran presa.

Yo creo que es sano para el país ese reacomodamiento de fuerzas.  El presidente salió a pescar y creo que pescó bien, ya amarro a un grupo de los verdes ( UNE, también están los de CREO, VALOR, UCN y varios diputados abiertos a la darle su apoyo en temas políticos y legislativos.