0 3 mins 12 meses

“CASA DE HERRERO, CUCHILLO DE PALO”

“Que lamentable que realmente quienes hacemos el trabajo en la Institución

no seamos prioridad ni siquiera para el pago de salarios”.

Que decepción señor Procurador de los Derechos Humanos, que de poco más de setecientos

trabajadores que tiene la PDH, aproximadamente quinientos cincuenta y seis tengan salarios

que van de los tres mil hasta los ocho mil quetzales, muchos de ellos profesionales de

trayectoria en la Institución, sin ninguna posibilidad de ascenso.

Por otra parte es inconcebible que en enero de este año mientras los trabajadores estábamos

preocupados porque no se pagaba el salario de diciembre, usted firmaba once contratos de

asesores 029 cuyo pago mensual seria de más de doscientos treinta mil quetzales, mientras

que en el pago de 42 oficiales con salario de cinco mil quinientos se eroga mensualmente la

misma cantidad, el producto de los trabajadores es lo que usted presume en el informe anual

circunstanciado, el trabajo de los asesores lo desconocemos.

Es inaudito que a la fecha ha firmado treinta y tres contratos 029 de los cuales usted ha tenido

dieciocho con salarios que van desde los dieciocho mil trecientos hasta los treinta mil

quetzales.

En el pago de los treinta y tres asesores durante el año la PDH erogará más de tres millones

de quetzales, ¿Para qué necesita tanto asesor señor Jordán Rodas? ¿Y el departamento

jurídico de la PDH, que función tiene entonces?

Cuando le hemos solicitado aumento salarial para los trabajadores que desde hace más de

diez años no lo tienen, usted aduce que no hay dinero porque no se ha aumentado el

presupuesto, su prioridad nunca han sido los trabajadores, pese a que son quienes sacan

adelante a la Institución.

Por favor señor Procurador ya deje de ser confrontativo y sobre todo deje de usar a los

trabajadores de escudo, deje de victimizarse, en el tiempo que tiene de existencia la PDH es

la peor administración que hemos tenido y peor aún ha jugado con lo más sagrado, el salario,

nadie trabaja por hobby y los compromisos económicos no esperan señor Jordán Rodas,

recuerde que los derechos laborales también son derechos humanos.

Durante esta pandemia que los trabajadores han estado trabajando a distancia, la PDH

seguramente ha tenido ahorros significativos, por lo que exigimos que los salarios de los

trabajadores se paguen en tiempo.

SINDICATO GENERAL DE TRABAJADORES DE LA INSTITUCION DEL PROCURADOR DE LOS DERECHO HUMANOS, SGT-PDH

¡PORQUE LA PDH SOMOS TODOS!