El Acuerdo Comercial que la Unión Europea solicita está en peligro, su operatividad y beneficios están estancados debido a que no se agiliza una Ley de Competencia o Ley Anti-monopolio. El embajador de la Unión Europea, en Guatemala, Sr. Stefano Gatto, señala la importancia de impulsar en su totalidad el Acuerdo de Asociación entre la UE y Guatemala.

Por Michelle De León Mendoza / C4

Recientemente, el embajador de la UE, Stefano Gato, asistió al programa “Conversemos”, que dirige la periodista Karinna de Rottmann en VEA Canal. Durante el mismo se remarcó la necesidad de implementar una ley antimonopolio en Guatemala. A continuación, les presento lo más relevante de este interesante diálogo.

¿Cuál es la importancia del Acuerdo de Asociación entre Guatemala y la Unión Europea?

-El acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica creó un mercado birregional; es muy novedoso, porque es la primera vez que se concluye un acuerdo entre regiones. Por un lado, veintiocho países, por el otro seis, porque se incorporó Panamá, justamente para adherirse a ese acuerdo. Entonces, hay un mercado birregional, significa que hay una libre circulación de bienes, de servicios, de capitales y bueno, eso ya se ha visto reflejado en los 4 primeros años de vigencia del acuerdo, que ya está en vigor en su parte comercial, pero lo importante: incremento del comercio a favor, sobre todo, de los países centroamericanos, por ejemplo, Guatemala incrementó sus exportaciones a Europa en un 30%, en estos años.

¿Qué quisieron decir específicamente en este Artículo 52, que menciona la necesidad de una ley de competencia?

-Tener un mercado birregional significa: no solamente que los productos y los servicios puedan entrar libremente en uno de los dos segmentos de mercado, implica una eliminación de barreras a la circulación interior de Centroamérica. Además, requiere de un control de competencia, y no quiere decir que se prohíba el monopolio como tal, pero sí se prohíbe el uso abusivo del monopolio. O sea, imponer a los consumidores unas condiciones draconianas o poco competitivas, debido a la existencia de un sólo proveedor o incluso, de acuerdo entre proveedores si 2, 3, 4 ó 5 proveedores se ponen de acuerdo para vender productos más caros, sería una práctica lesiva del interés del consumidor.

Entonces, para desarrollar un régimen regional que permita realmente que el mercado funcione correctamente y que se eviten ese tipo de acuerdos ilícitos, (en el sentido de que no respondan al interés del consumidor), entonces, sería necesario que todos los países de la región centroamericana tuvieran una ley. Los otros cinco ya la tienen, de diferente índole pero la tienen.

¿Quiere usted decir que sólo Guatemala no tiene una Ley de Competencia que regule a los monopolios?

-Sí, sólo Guatemala.

¿Y cómo va el proceso en el Congreso de Guatemala?

Guatemala estaba carente de ese instrumento y tomó el compromiso de generar una Ley de Competencia. Eso implicaba el compromiso de tener una ley aprobada para el 30 de noviembre del 2016. Hace pocos meses estuvo a punto de ser aprobada la ley, la Comisión de Economía la presentó, se discutió en el Pleno dos veces, llegó a la tercera lectura y allí no se pudo encontrar el consenso. Estamos hablando de una ley que implica una mayoría de 105 votos, porque al crear una autoridad de competencia tiene nivel de aprobación constitucional.

El tema de competencia funciona mucho en términos de estándares internacionales, es decir, cuando la autoridad de competencia europea, toma decisiones de competencia, estudia la situación del mercado en ese producto y la jurisprudencia de otras autoridades de competencia; puede ser la norteamericana, puede ser incluso en Latinoamérica, hay autoridades bastante consolidadas, fuertes, como en Colombia, Costa Rica; entonces se trata de favorecer mecanismos de cooperación porque es un proceso de aprendizaje.

¿Se tiene que aprobar o tenemos algún tipo de sanción si incumplimos esto?

-No, no hay sanciones como tal, pero está en el espíritu del Acuerdo, dado que fue un compromiso que se tomó, incluso con fecha. Se va a tener que aprobar en algún momento, no es que estemos allí con un cañón, pero es un compromiso que se tomó para que, en unos años, podamos, con los otros cinco países de Centroamérica, tener reglas regionales de competencia que van a favorecer también a los operadores económicos.

¿Está perdiendo Guatemala inversión de la Unión Europea y posibles inversores por la falta de certeza jurídica? ¿Qué impacto tiene este vacío legal en la inversión extranjera?

-Un inversor internacional se interesa mucho en Centroamérica. Como mercado, en ese sentido, le interesa que las reglas, no sólo de competencia, sino las reglas de acceso al mercado, sean lo más armoniosas que sea posible.

Todos los empresarios centroamericanos, cuando se habla con ellos querrían más integración porque ven claramente que la perspectiva de negocios es mayor. Entonces, en ese sentido, es un interés de largo plazo del operador centroamericano tener una Ley de Competencia, aparte de, obviamente, ser un interés del consumidor. Porque el consumidor se ve favorecido cuando hay más competencia y mayor acceso de productos de varias empresas en el mercado.

Si todas las economías desarrolladas del mundo tienen una Ley de Competencia, ¿cómo pueden decir algunos sectores que Guatemala no la necesita?

¿Qué monopolios puede ver usted en el país actualmente?

Yo no voy a mencionar sectores. La primera percepción puede ser: “La ley de competencia me afecta a mí porque soy fuerte”. En realidad hay que verlo en otra perspectiva, yo creo que la Ley de Competencia, en realidad favorece a todos los operadores económicos. Lo que existe en Guatemala, en algunos sectores, es un temor sin fundamento real.

Un ejemplo de la aplicación de esta ley lo encontramos en Estados Unidos y la Unión Europea. Todos los otros países latinoamericanos la tienen, ¿por qué no Guatemala? A corto plazo puede parecer una pérdida, pero a largo plazo en realidad es una garantía para todos los sectores.

Ley de competencia: Un atraso legislativo de 32 años

La Constitución Política de la República de Guatemala se adelantó a esta necesidad y en su Artículo 130, establece que: “Prohibición de monopolios. Se prohíben los monopolios y privilegios. El Estado limitará el funcionamiento de las empresas que absorban o tiendan a absorber, en perjuicio de la economía nacional, la producción en uno o más ramos industriales o de una misma actividad comercial o agropecuaria. Las leyes determinarán lo relativo a esta materia. El Estado protegerá la economía de mercado e impedirá a las asociaciones que tiendan a restringir la libertad del mercado o a perjudicar a los consumidores.” La Constitución ya contempla esta ley. ¿Por qué los diputados de 7 diferentes legislaturas no lo han hecho? ¿Cuáles son los monopolios nacionales que tiemblan ante la posibilidad de una competencia libre y regulada?

Unión Europea pide ley anti monopolio en Guatemala

En el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, firmado por Guatemala, intenta incrementar los intercambios comerciales con nuestro país, sin embargo, para eso se necesita de una ley antimonopolio.  Guatemala se comprometió a cumplir dicho acuerdo. El Artículo 52 dice textualmente: “Cooperación y asistencia técnica en materia de política de competencia. La asistencia técnica se centrará, entre otras cosas, en el desarrollo de las capacidades institucionales y la formación de los recursos humanos de las autoridades de competencia, tomando en consideración la dimensión regional, para apoyarlos en el fortalecimiento y el cumplimiento efectivo de las leyes de competencia en las áreas de control de prácticas monopolísticas y sobre concentraciones, incluyendo la promoción de la competencia.”. Actualmente, el Proyecto de Ley se encuentra esperando que el Congreso de la República lo apruebe.

 

El Señor Embajador Stefano Gatto nació en Turín, (Italia) en 1962. Se graduó de Economista en la Universidad de Bocconi de Milán, es licenciado en Historia, posee una maestría en Relaciones Internacionales y en Derecho Europeo.

Vea la entrevista completa con el embajador de la Unión Europea en: