El Primer Ministro chino, Wen Jiabao, retrató a Latinoamérica y expresa las siguientes recomendaciones a países tercermundistas:

A la redacción C4 llegó este texto, nos pareció algo viral y encontramos que fue publicado en el diario digital La Vanguardia.com, en su sección “Epístolas Laicas”.

La cantidad de veces que nos ha llegado, nos demuestra que su contenido es una tendencia social en Guatemala, y que merece ser compartido como una reflexión para las autoridades y toda la población. Según El Primer Ministro chino, Wen Jiabao, los países de Latinoamérica deberían:

  1. Pena de muerte para crímenes comprobados: Ninguna sociedad honesta y trabajadora merece vivir con tanto miedo.
  2. Eliminación de criminales peligrosos. Este castigo atemoriza al resto de delincuentes. Crecerá la seguridad pública y su gasto se reducirá drásticamente. A futuro, se reflejará en cultura y comportamiento de las personas.
  3. Severo Castigo para Políticos Corruptos: Ustedes no los castigan, principalmente a los del régimen de turno, que diezman las arcas públicas. En China: pena de muerte y devolución de lo robado.
  4. Quintuplicar Inversión en Educación: Un país que quiere crecer, debe producir los mejores profesionales del mundo.
  5. Reducción Drástica de Carga Tributaria y Reforma Fiscal Inmediata: El gobierno no debe perseguir a industrias y empresas. Las cargas fiscales exageradas, confiscatorias, injustas y desordenadas, sólo logran el cierre de empresas y desempleo.
  6. Reducir 80% el Salario de Políticos y gastos institucionales: Ustedes tienen la política más cara del mundo. El político debe entender que es un servidor público obligado a entregar su trabajo y conocimientos, en beneficio de su país y no un “rey”.
  7. Invertir, cambiando la Cultura del Pueblo: El pueblo ya no cree en su gobierno ni en su política; no respeta las instituciones, no cree en sus leyes, ni en su propia cultura. Se acostumbró al desorden gubernamental y pasó a ver como normal la corrupción, violencia y deterioro de los servicios públicos.
  8. Reducción de Edad Laboral a 16 Años (El mundo está envejeciendo…): Sus países acostumbran tratar a los adolescentes de 15 a 18 años como niños que no se hacen responsables de sus actos y les prohíben trabajar. Error fatal, necesitándose mano de obra renovada. Esta contradicción hipócrita de la ley sólo sirve para crear peligrosos delincuentes, que al cumplir 18 años, están formados para el delito.

Un pueblo complaciente que solo mira cómo los corruptos, roban el dinero de los tributarios, está llamado al retraso.”*

No podemos permitir que en Guatemala siga creciendo la corrupción, desempleo, inseguridad y falta de justicia por parte de oportunistas, burócratas y políticos mafiosos. No debemos permitir que el país donde vivimos, se siga desmoronando por culpa de una clase política tan corrupta y leyes que no sirven para nada. Nuestra clase política corrupta nos sigue robando y no pasa nada. Nos atropella y no pasa nada. Nos pisotea y no pasa nada.

El Ministro señala que el punto principal es: hacer cambios inmediatos en la administración de cada país y el principal, es la eliminación de lo que él llama “factores hipócritas”, donde las leyes insisten en ver el lado teórico, y no las consecuencias prácticas y reales. Y dice que se tendrán que hacer cambios drásticos en los puntos de vista actuales.

Leído en: www.vanguardia.com/opinion/columnistas/epistolas-laicas/297913-para-colombia