Un buen negocio…

Michael Vásquez

¿En qué momento de perdió la visión del sindicalismo serio en Guatemala?, ¿Cómo se prostituyeron los ideales de fraternidad y servicio?. La voracidad y ambición de los líderes sindicales que usan a las organizaciones sindicales como forma de enquistarse en la administración pública y privada, ha manchado la credibilidad de la lucha obrera y sindical.

Por Alan Mackenzie

Escribir una nota negativa de los “honorables sindicatos”, es políticamente incorrecto, es casi como un pecado, mediático, y aunque todos saben que muchos dirigentes (no todos) son unos aprovechados y que viven a costillas de la supuesta lucha de los trabajadores, la aureola de justicia social, de conquista laboral es difícil de salpicar de lodo realista.

Guatemala ha cambiado y ya no es posible engañar con discursos retóricos a los trabajadores. Los argumentos de la lucha de clase han sido manoseados por sindicalistas corruptos y hoy la imagen de los sindicatos en Guatemala esta por los suelos.

Casos de terror

Con pacto colectivo que los trabajadores del Congreso de la República lograron a costillas de la extorsión política a los dipucacos corruptos de esa,  es el ejemplo más conocido  de cómo un sindicato (en este caso SINTRACOR), logró ahorcar al Organismo Legislativo con un aumento del 10% anual, que ha llevado a secretarias, ujieres, mensajeros y personal de mantenimiento a devengar sueldos superiores a los Q, 40 mil al mes…

El sindicato de la portuaria, logró la ridícula cláusula en la que los puestos son heredados, al buen estilo de la monarquía. Y qué decir del sindicato de salud, en donde los dirigentes se bañan en pisto mientras que los hospitales y centros de salud están en la miseria, y con el mismo manto de corrupción se cubre el sindicalismo magisterial, que lejos de responder a los intereses de los estudiantes y maestros, se ha convertido en una herramienta de presión política y de obtención de prebendas a costillas del erario público. No hay que olvidar que cuando se firmó el último pacto colectivo del magisterio el hermano de la ex primera dama y ex candidata Sandra Torres el polémico abogado Enrique Torres L. (Q.E.P.D) se embolso varios millones por concepto de asesoría jurídica.

Herramientas para cuidar el puesto

La estrategia de crear un sindicato y colocarse como directivo para así garantizarse la inamovilidad del puesto es algo común, en varias instituciones del estado podemos encontrar varios mini sindicatos que son creados solo con el objetivo de garantizar la permanencia de los directivos dentro de la institución.

Un caso que da vergüenza

El diez de Junio del 2014, Michael Mauricio Vásquez Sical, redacto junto a 20 supuestos trabajadores del Organismo Legislativo un acta en la cual pretendía sentar las bases legales para la de constitución del Sindicato de Trabajadores Unidos del Congreso de la Republica, esta acta fue rechazada por el Ministerio de Trabajo pues se descubrió que varias personas que supuestamente habían asistido, no eran trabajadoras del Congreso y que sus firmas eran falsas. Este intento de blindarse y así permanecer en la nómina del congreso fallo.

Persecución penal

Según la denuncia que enviara el Director General de Trabajo Mario Iván Alfaro Villela, a la Fiscal General de la República, el intento de formación del Sindicato de Trabajadores Unidos del Congreso de la Republica, nace de una ilegalidad premeditada.

Los delitos en que incurrió Vázquez Sical, según el memorial presentado por la dirección General de Trabajo son: falsedad material, falsedad ideológica, falsificación de documentos, coacción y amenazas.

 

Un cáncer de años

 

En el mes de diciembre de 2008, la revista Y Qué? Dirigida por el periodista José Eduardo Zarco, comento sobre el tema de los mega salarios del congreso que: ”Lograr un puesto administrativo en el Congreso puede ser un “loteriazo en plena crisis”. Mientras el país se debate entre el desempleo y la violencia hay empleados en el Congreso que ganan más que los propios diputados y que un ministro de Estado… ¿Cómo pueden suceder estas aberraciones?

La crisis del Congreso va más allá de lo que imagina el ciudadano común, no se trata únicamente de la mala imagen de los legisladores o de los malos manejos de sus finanzas; la conformación administrativa, los sueldos y gastos innecesarios son un verdadero caldo de corrupción enquistado por años en el corazón del Palacio Legislativo”.

Un negocio rentable

Definitivamente, eso de ser el que negocia con el patrono, de ser el que recibe los beneficios debajo de la mesa, es muy atractivo para la dirigencia de algunos sindicatos, pero el trabajador raso que aporta su cuota mes a mes (aunque sabe de la corrupción y de los arreglos sucios de los dirigentes), se mantiene callado y obediente con su voluntad secuestrada y preso del miedo a perder su trabajo o a ser víctima del bullying sindical  que es muy común tanto en las instituciones públicas como privadas.

Yo no me opongo al sindicalismo libre, ni a la protección de los trabajadores, ni a los pactos colectivos…. lo que me hace hervir la sangre es la poca conciencia de los sindicalistas que no se dan cuenta de que si las instituciones colapsan, ellos van a ser los primeros en perder su trabajo.

Pactos colectivos aberrantes, abusos, sueldos injustificados, tráfico de influencias, plazas fantasmas y cochinadas hay en toda la maquinaria estatal y se requiere de una voluntad política seria y de una capacidad de maniobra honesta para enfrentar esta podredumbre

Michael Vásquez

  1. Michael Vásquez, (22 años) ex dirigente sindical del Congreso, llego a ganar Q 18 mil con un puesto de técnico operativo en el Congreso de la Republica. Actualmente tiene un proceso (MP MP 001-2015-12958) abierto por falsedad material, falsificación de documentos y falsedad ideológica entre otros.Alfredo Tumax Cayax
  2. Alfredo Tumax Cayax, es actualmente el Secretario general del sindicato de Trabajadores del Congreso de la República, tiene el puesto de supervisor de conserjes y ujieres y su salario es de Q. 30,113 mensuales.Los diputados Mario Taracena y Rudy Castañeda
  3. Los diputados Mario Taracena y Rudy Castañeda presentaron un recurso ante la Corte de Constitucionalidad, para anular el pacto colectivo del Congreso.

    Oficio Firmado por Lic. Mario Ivan Alforo 

  4. Oficio Firmado por: Lic. Mario Ivan Alfaro, Director General de Trabajo, en donde se señalan las anomalias del Sindicato de Trabajadores Unidos del Congreso de la Republica que dirigio Vazquez Sical.

    Dictamen

  5. Dictamen que especifica que se habían incluido a personas que ya no laboraban en el Congreso.

    Denuncia

  6. Denuncia interpuesta por el Ministerio de Trabajo en el Ministerio Publico en contra del Sindicato de Trabajadores Unidos del Congreso de la Republica.

    Documento

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube