home Actualidad, Cosas Interesantes., nuevo tema, Opinion Regresando a las sendas antiguas: Israel Reloj Profético

Regresando a las sendas antiguas: Israel Reloj Profético

 

Estamos viendo una época, trascendental y convulsa, no solo para Guatemala sino también el resto del mundo, sin embargo esto no debiera ser una sorpresa ya que todo está escrito en la palabra de Dios. El futuro de la humanidad esta trazado y nos parezca o no, Israel es el reloj que marca los tiempos de Dios; un reloj que nos habla acerca de los tiempos que estamos viviendo y los que están por venir.

Por Claudia Méndez-Ruiz y María Elena Aldana

Trataremos en esta página,  a la luz de la palabra de Dios y la historia, ir poco a poco  quitando ese velo que no nos permite ser avisados y entendidos en los tiempos para  saber qué es lo que pasa y lo que le espera a la humanidad.   Las señales son inequívocas, podemos verlas  en 5 ámbitos:

  1. Los eventos naturales y  Climáticos: Estos han sido más frecuentes y terribles en los últimos años, terremotos, huracanes, hambrunas y pestes.
  2. Las señales en los cielos: La tétrada de lunas (2014/2015), eclipses, y otros fenómenos
  3. El mundo (La forma en que vive y los valores que determinan su actuar): Llamando a lo bueno malo y a lo malo bueno, guerras y rumores de guerra.
  4. Israel: Las profecías cumplidas en Israel, basta ver las historia de los últimos años y ver cómo Dios está cumpliendo su Palabra en cuanto a esta tierra.
  5. La iglesia: La apostasía, burladores, falsos pastores y falsos profetas  haciendo grandes milagros, falsos maestros, y las personas amadoras de los placeres y propio bienestar antes que de Dios.

 

Éste es el  tiempo del cual hablaron los profetas, dando señales y acontecimientos, que,  uno tras otro han ido cumpliéndose  delante de nuestros ojos. Es momento de aprender acerca de ellos y preparar nuestro corazón para caminar de acuerdo a la Palabra de Dios.

Cuando Yeshúa (Jesús) habló a sus discípulos acerca de lo que habría de acontecer en los últimos tiempos les dijo que verían todos lo anteriormente expuesto, pero hizo hincapié en  la lección de la higuera, cuando las ramas empiezan a  brotar y las hojas aparezcan…ustedes saben que el verano está cerca y, agrega que no pasaría esta generación sin que esta cosas pasaran. Mateo 24: 32-35.

 Israel es la higuera, sus hojas empezaron a brotar en mayo de 1948 con el establecimiento del Estado independiente;  

El 7 de junio de 1967 lleno de odio hacia Israel y respaldado por  400 aviones  Mig de última generación y cientos de tanques que le ex Unión Soviética le había proporcionado, Nasser Presidente de Egipto dijo: “Hoy es el día en que el mundo verá el exterminio de la nación Judía”.  Todo indicaba que la coalición de Egipto, Siria, Jordania, Arabia Saudita y Argelia, terminaría con la joven nación de Israel, cómo perder con su poderío militar y su supremacía en número; pero sucedió, una Israel  que no llegaba a dos millones venció y humilló  de manera providencial  a la poderosa coalición en tan solo 6 días.

Conviene ver de cerca lo que está sucediendo y el papel que las naciones tendrán en lo establecido por el Altísimo para Israel y el mundo. El rol que jugamos en todo esto, es determinante.  Sabemos, el puro conocimiento no nos salvará, solo Yeshúa salva, pero recordemos las palabras de Yahweh en Oseas 4:6  Su pueblo es destruido por falta de conocimiento y por desechar la palabra de Dios.   Por esta razón el conocer se hace tan importante.

Hemos sido testigos, de un momento histórico.  Guatemala ha sido llamada a ser luz entre las naciones y con su voto valiente pro-Israel ha vuelto a ratificar  la lealtad y la fidelidad por su nación hermana.  No cabe duda, que estamos en tiempos importantes.

Es el anhelo de nuestro corazón que sea develado  lo que la palabra de Dios nos ha anunciado desde tiempos antiguos.

Así que, si decides acompañarnos en esta página, viajaremos a través de la misma hacia el pasado que nos habla del futuro; mismo que ahora transitamos y permanecemos expectantes por lo que aún está por venir.   Regresaremos a las sendas antiguas, para adquirir conocimiento, sabiduría y prudencia.