home Cosas Interesantes., Motivacion, nuevo tema, Opinion Prospectiva: “Construir el futuro, es factible”

Prospectiva: “Construir el futuro, es factible”

Cuando se visualiza el futuro en forma empírica se hace con una mentalidad de buenas intenciones y aderezada de esperanza, todo va a hacer mejor en el mañana. pero, desde inicio del siglo pasado se cuenta con una herramienta fascinante que permite explorar el futuro, dejando en desuso la consulta al oráculo, la lectura de las líneas de las manos, el horóscopo y otras formas anacrónicas e imprecisas de visualizar un porvenir promisorio.

Por Dr. Jorge A. Ortega G.

Las generaciones anteriores soñaban y endeudaban el futuro, ahora es posible construir los escenarios probables a través de la prospectiva que encierra un pensamiento interdisciplinario para que sus resultados tengan validez, se debe considerar idealmente todo el universo del problema, evitando enfoques puntuales que pueden llevar a resultados distorsionados.

Para evitar la distorsión y las falsas expectativas a principios del siglo pasado se inicia con seriedad el estudio del futuro y es en 1901 con la primera publicación en la cual H. G. Wells proponía “una ciencia sobre el futuro” y luego en 1932 en la BBC se dijo que, con el objeto de anticipar y preparar el futuro, era necesario formar profesorado y crear departamentos y facultades dedicados a la prevención. En la actualidad la visión de Wells sigue la ruta de su consolidación en la planificación estratégica.

Es por lo tanto una herramienta multifuncional que permite explorar y extrapolar futuros factibles. Es el futuro uno de los temas que más a inquietado al ser humano a lo largo de su historia lo cual se resumen en prever, predecir o inventar para enfrentar los retos y desafíos del destino. La razón es simple y va más allá de la curiosidad, es la supervivencia de la especie y la capacidad de reacción y previsión en casos de amenaza o de oportunidad.

El estudio del futuro permite la reflexión y el análisis en todo tiempo y lugar. Desde el inicio de la civilización hasta Einstein pasando por un sinfín de pensadores y literatos, dieron vida a la futurología. En la biblia, tanto en el viejo testamento como en el nuevo se encuentran más de dos millares de predicciones (recoge la doctrina de los profetas). Es hasta finales del siglo XVII la predicción se condicionaba a los iluminados, los adivinos y profetas, era un asunto de dones divinos o facilidad para interpretar el oráculo o las señales en el cielo.

En la búsqueda de la predicción científica se encuentran 44 medios diferentes de aproximación a la incertidumbre del futuro, además de las extrapolaciones estadísticas y complejos modelos matemáticos. Es en si la incertidumbre el combustible de la búsqueda del conocimiento del mañana, a mayor incertidumbre mayor necesidad de conocer el futuro.

¿Qué nos depara el porvenir? Es la pregunta genérica que inquieta las mentes e instituciones que se arriesgan a viajar hacia el futuro con sus laberintos y rutas sinuosas que presentan encrucijadas diversas e inimaginables para nuestros tiempos, disyuntivas entre el presente y el futuro enfrentado el problema fundamental de la falta de reconocimiento científico, lo cual se constituye en un obstáculo para la expansión de su conocimiento y aplicación en el día a día y en los diferentes ambientes de la actividad humana.

Según la RAE predecir significa “anunciar por revelación, ciencia o conjetura algo que ha de suceder” un simple análisis por aspectos de lenguaje permite siete formas de predecir siendo ella la del clarividente, visionario, vidente-profeta, anticipador, futurista, prospectivo y futurólogo.

Sin excluir los términos anteriores, la prospectiva permite explorar, analizar, contrastar y evaluar el futuro con la construcción de escenarios probables (deseables o no) con lo cual se abren las posibilidades de visualizar un panorama amplio, claro y profundo del mañana, donde se observa con detalle, pero al mismo tiempo en forma integral los retos y desafíos que presenta el porvenir.

Lo anterior permite el diseño de las condiciones necesarias para la construcción de esos escenarios probables y deseables, y desvanecer los no deseados a través de la planificación estratégica.

Para finalizar la prospectiva es inherente al ser humano en la búsqueda de su pervivencia como civilización y necesaria para satisfacer su curiosidad permanente de que va a suceder, por ello es necesario e indispensable en la posmodernidad contar con dicha herramienta y ser hábil y distro en su utilización. ¡Construir el futuro es factible!



@page { margin: 0.79in } p { margin-bottom: 0.1in; direction: ltr; line-height: 115%; text-align: left; orphans: 2; widows: 2 } a:link { color: #0000ff }
Jorge Orte Gaytan: Catedrático en la Universidad Galileo,Universidad Francisco Marroquín. Centro ESTNA Centro de EstudiosEstratégicos Nacionales y la Universidad San Pablo de Guatemala.
ortegagaytan@gmail.com
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube