Los candidatos de Guate-clavos

elecciones-presidenciales-guatemala-chistes-velorio1

 

 

 

 

 

 

 

 

Voy a empezar este artículo diciendo que cada candidato que hoy se postula tiene mucha cola que machucar. Hoy pretendo compartir lo que está en la mente del elector medianamente culto… y me atrevo a hacerlo, pues para escribir esto platiqué con varios amigos que iluminaron mis cavilaciones.

Empecemos en orden de supuesta preferencia electoral:

MANUEL BALDIZÓN (LIDER): Su fuerza electoral no se niega, su habilidad para negociar, para transar con los medios y tener jodido al gobierno tampoco. Parece no tener un equipo de gobierno visible, en el partido nadie levanta la cabeza. Los diputados del partido LIDER, tienen obediencia y no inteligencia. Aunque hoy está ganando, no tiene el triunfo asegurado. Sus errores políticos (copy paste – plagio), le van a pasar su factura electoral. Está endiosado y eso es malo para él y bueno para sus adversarios. En el interior está bien, pero en los centros urbanos está por el suelo. Ya tiene saturado el medio y alcanzó su techo electoral, ya ofreció de todo. ¿Qué nuevo truco tendrá bajo la manga?

SANDRA TORRES EX DE COLON (UNE): Esta doña se reinventó. Ahora es más cautelosa, no se dibuja a sí misma como la líder socialista, sino como una mujer de Estado. Atrás quedaron los enfrentamientos con el CACIF, hoy se ofrece como la salvadora que puede bajarle los votos al populista cachimbiro de corbata roja (Manuel Baldizón). Tiene credibilidad en el interior y eso lo saben los financistas, pero su perfil en el electorado urbano es desnutrido. Aparenta no tener pisto, pero todos saben que tiene sus buenas reservas en lugares secretos de Belice. En la televisión nacional está jodidona pues Ángel González no le perdona las deudas de la campaña pasada. Sus diputados hacen bulla, pero ella no levanta mucho polvo, pues no quiere que la agarren de piñata como a Portillo, más bien ahora hasta es amiga de Baldetti.

ALEJANDRO SINIBALDI (PP): Ha fabricado una imagen nacional a costillas de los fondos públicos y aun así, no logra afianzar su figura tanto como Sandra T. y Manuel B. Tiene buena cobertura en los noticieros (ahorita), pero en el futuro no se sabe. Le apuesta al discurso de la continuidad de los proyectos, pero los escándalos de corrupción de los funcionarios del Partido Patriota, son una pesada cruz en su carrera electoral. El tipo es hábil, bien relacionado y puede dar una sorpresa, sin embargo, su destino no se aclara ya que todavía no está nominado oficialmente y además, faltan muchos escándalos y clavos por ver en la administración Pérez – Baldetti. En conclusión, el tipo ha sabido jugar bien sus cartas y está en ascenso, pero lo más peligroso para Sinibaldi no está en el terreno de las estrategias electorales de la oposición, sino en el comportamiento errático, visceral, corrupto y estúpido de sus correligionarios.

ROBERTO ALEJOS (TODOS): El hombre que ofrece refundar el Estado con seriedad, está agazapado, no opina, no ataca, no se hace notar. Parece que está medio asustado y que no se atreve a dejar su figura negociadora y empezar a hacer política criolla sin temor. Su partido está creciendo, su símbolo apenas se conoce y aunque sus 30 años de hacer política le sirven, eso no es suficiente para enfrentar la maquinaria estatal de Sinibaldi o el millonario financiamiento de Baldizón. Su gente está confiada y todavía no saca las uñas. Su mayor amigo y a la vez peligro, lo representa su hermanito Gustavo, quien juega a ser financista de Dios y el Diablo… y que además se divierte en negocios peligrosos. Tiene algunos líderes en el interior y en la capital va bien, pues está de amores con Alvarito Arzú. Camina lento pues arrastra con el lastre del partido Victoria y el cascarón de la GANA.

ROBERTO GONZÁLES “CANELA (CREO): Hábil, bien hablado, con carita de ángel y corazón de chupacabras. Canela no levanta en las encuestas. Los narcos de San Marcos lo abandonaron, su organización departamental es débil, por no decir invisible. Tiene fama de que recibe las contribuciones del partido pero nunca llegan a las bases y más bien, sirven para pagar sus viajes y vida de magnate. Se presenta como la opción del empresariado, su partido no tiene arraigo en el interior y en los centros urbanos sólo se le recuerda como el candidato a alcalde que perdió frente a Arzú. Es ególatra, necio, histérico, padece de soberbia electoral y no le da confianza a los financistas. Le iría mejor de candidato a alcalde, pero él sabe que tampoco ganaría.

Mario Estrada (UCN): Su fortaleza es un símbolo y en las elecciones pasadas logró un 4 lugar con bastantes diputados; unos lo atribuyen a la campaña que le pagó su compinche Luis Rabbé y familia y otros al “apoyo” que le dio en videos y fotos el ex presidente Alfonso Portillo. Hoy, con tan sólo un diputado en el Congreso (su hijo Mario Jr.), sin pisto, con el Pollo que no puede hacer nada por él, sin líderes en el interior y además, sin agenda política, pues este jalapaneco no abre la boca ni para bostezar… sus posibilidades son muy pequeñas. Eso sí, su símbolo es fuerte y si regresa el Pollo y se va en la lista nacional… tengan por seguro que Marito sube y mete diputados… No gana pero divide y termina de corromper el pastel.

Juan Guillermo Gutiérrez (PAN): Es sin duda un buen tipo, bonachón, trabajador, con buen currículum, cae bien, en fin, es buen candidato. Tiene el carisma de una champurrada y el pleito con los sus primos Dionisio Gutiérrez y Juan Luis Bosch, lo convierten en alguien peligroso, que todos saludan, aprecian, hablan bien de él pero con quien nadie quiere tomarse una foto. Es el “outcast” (descastado) de la high sociedad chapina. Políticos y empresarios tiemblan ante las posibles represalias de los dos “mega patrones de Guate”, si se llegan a enterar de que están apoyando al hijo del tío Arturo. Su partido tiene presencia en el interior, pero no la suficiente para asustar. Sus constantes viajes al exterior lo perfilan como un candidato a control remoto. Si quiere hacer algo en serio, tendrá que vivir en Guatemala y levantar su voz y luchar. Hoy, Juan Guillermo es otro espectador decorativo de la fauna electoral.

ZURY RIOS (VIVA): Esta flemática lideresa, a pesar de estar flaca, con mil cirugías y de tener el ombligo en el pecho, aún levanta pasiones. Tiene sus fans, y ahora parece que compró el partido VIVA. Quiere ser candidata y ofrece la fidelidad de los ex FRG, aunque olvida que todos sus líderes ya migraron a otros partidos. Posibilidades reales no tiene, y pisto lo que se dice pisto, no tiene tanto, además los financistas le huyen pues es la versión chapina de Cruela de Vil. Sin bases en el interior, con un símbolo débil, sin plata y con el estigma de su papá haciéndole sombra… más parece que Zury Ríos es sólo un elemento de decoración electoral que busca una vice o un primer lugar en la lista de diputados.

Me quedan en el tintero los eternos candidatos como Rigoberta Menchú, Alejandro Giammattei, Manuel Conde y Acisclo Valladares, sin embargo… esos están tan jodidos que ni dan de qué hablar. Así los veo yo, y usted amigo lector… ¿Cómo ve este circo electoral?

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube