home Actualidad, Columnistas, Opinion, Politica, Richard Shaw e Invitados “Hay que hacer valer la meritocracia”

“Hay que hacer valer la meritocracia”

eduardo

El Doctor Eduardo Suger rompe el silencio y comparte con los lectores de Revista C4, sus apreciaciones con respecto a los últimos acontecimientos de la vida política nacional.

Por Richard Shaw / C4

Considerando los primeros pasos del presidente Jimmy Morales, ¿cuál es su opinión con respecto al futuro del gobierno de Guatemala?

-Es una situación sumamente complicada, la estructura ya está muy deteriorada. Es urgente una reforma y una revisión de la calidad de todos los funcionarios del Estado.

El gobierno está a punto de colapsar, no hay recursos y en muchas instituciones se pagan salarios excesivos, ¿cómo enfrentar este tema?

-Los recursos que se recaudan no son suficientes y a pesar de eso, se pagan sueldos fuera de la realidad. Entonces, ¿cómo va alcanzar si no hay una administración bien organizada?, no queda alternativa… o hacemos reformas y la gente entiende y colabora o estamos al borde de un colapso dramático total. A mi criterio, es necesario hacer más eficiente el aparato estatal.

¿Usted estaría de acuerdo con una nueva Asamblea Nacional Constituyente?

-Yo creo que más que una Asamblea Nacional Constituyente, debemos de entrarle directamente a la Reforma Constitucional y presentar claramente qué es lo que necesitamos cambiar, y no que empiecen a debatir ley por ley en el Congreso. Hay que plantearse “¿Cuál es la estructura que necesitamos?” y alejados de dogmatismos ideológicos, implementar la estructura que el país necesita, dadas las condiciones en que se encuentra.

¿Ha tenido oportunidad de hablar con el presidente Jimmy Morales recientemente?

-No.  Antes de que él ganara las elecciones, nos reunimos y le comenté que ya no quería participar en política del todo, y que estoy entregado a la función académica al 100%.

¿Qué le aconsejaría usted al presidente Jimmy Morales?

-Primero, le propondría revisar las capacidades del equipo que lo rodea, porque el problema que tienen regularmente las personas que llegan a ejercer la presidencia, es que adquieren compromisos; y hay compromisos que en verdad cuesta mucho disolver. El presidente ya enfrentó un serio problema con el nombramiento de su Ministra de Comunicaciones y eso fue totalmente innecesario.

El éxito de su gobierno depende del equipo que lo acompaña. Se necesita un equipo de personas capaces para que él pueda dar el máximo, porque el presidente puede ser muy capaz, pero si está rodeado de gente que tiene sus propios compromisos eso le impide hacer lo que el país necesita.

Quiero hacer una comparación que ilustra el tema del trabajo en equipo, analicemos el desempeño de la estrella de fútbol, Lionel Messi, cuando él juega con la selección de Argentina, su rendimiento y brillo es mucho menor que cuando juega con el Barsa. ¿Por qué? La respuesta es sencilla. La selección es un conjunto de estrellas, pero no son un equipo. De igual manera, el presidente Morales, necesita de un buen equipo que juegue con su visión y que lo acompañe para que él pueda dar el máximo.  Es peligroso rodearse de gente que tenga una agenda diferente y que responda a compromisos propios.

 ¿Con respecto a la aplicación de la justicia, cuál es su visión?

-Lo que le puedo decir con certeza (por lo vivido), es que realmente nadie hace que las leyes se cumplan.  Lo que es más grave, es que autoridades del Ejecutivo no respetan la Constitución, pese a haberlo jurado. En los Organismos Legislativo y Judicial hay irrespeto a la Constitución.

El ejecutivo debe apoyar al Ministerio Público y ver que se profesionalice toda la estructura humana y velar porque se tengan los recursos necesarios para garantizar un proceso de investigación correcto. El resultado de un mal proceso, debilita a la justicia. ¿De qué nos sirve tener las cárceles llenas, si no hay cómo sustentar las acusaciones o las pruebas? Es necesaria la capacitación constante del personal del Ministerio de Gobernación, para que puedan preparar pruebas y así entregar acusaciones fuertes y comprobadas a la brevedad posible.

Se comenta que el Organismo Judicial, es el cuello de botella de toda la corrupción en Guatemala, ¿está de acuerdo con esto?

-Definitivamente sí. Sólo analicemos el gran movimiento que se da para la postulación de jueces y magistrados. En las elecciones, los supuestos académicos se promocionan hasta con edecanes, eso ya parece un partido de fútbol con música, regalos, rifas, bonos etc. Tanta inversión y recursos que se gastan para lograr una candidatura a magistrado, prostituyen el proceso. Esto debería ser totalmente limpio y transparente, donde no se necesite una movilización de recursos tan ridícula. Hay que hacer valer la meritocracia. Cuesta mucho creer que la inversión que se hace en esas actividades, no se pretenda recuperar de alguna forma. Si usted ve el presupuesto que se gasta, por ejemplo, en una campaña presidencial o de magistrado, suma mucho dinero, y la gente que da esos recursos espera algo a cambio.

¿Qué opinión podría aportar usted, con respecto a la participación de los colegios profesionales, en la politización de actividades académicas y en la tolerancia de la corrupción de estas actividades?

-Los colegios profesionales quieren hacer política, y también quisieran dirigir todo el qué hacer universitario. Lo curioso es que, por lo general, no son los académicos y profesionales más destacados los que llegan a ocupar puestos en los colegios profesionales. Los profesionales con mucho éxito están muy ocupados y no tienen el tiempo para irse a sentar horas en un colegio profesional.  Es triste notar que en algunos casos, lo que se busca es poder, para controlar el aspecto de justicia, y lucrar con el tráfico de influencias. Podríamos decir que ellos sirven a los poderes fácticos que los utilizan para conseguir cuotas de poder.

¿Qué opina usted, con respecto a la auditoria social en las redes y en los grupos organizados que se hacen llamar representantes de la sociedad?

-Se da mucho el caso de acusaciones sin sustento y se omite la presunción de la inocencia. Con respecto a la auditoría social, ésta debe encontrar su fuerza en datos sólidos y no prestarse al desprestigio fundamentado en presunciones subjetivas. La participación ciudadana, en la construcción de un nuevo modelo, es fundamental.

Con frecuencia caemos bajo la influencia de las emociones y tal como sucede en el proceso de elecciones, a veces pesa más el aspecto emotivo que el racional. Las manifestaciones se distorsionan y pierden su sentido cuando se contaminan de emociones, sin sustento racional. Se corre riesgo de volver todo muy popular, de perder la visión y de debilitar la auditoría convirtiendo todo en una fiesta superficial y, mientras más grande sea la actividad, más bloquean la razón.

¿Está de acuerdo con la reforma educativa y la eliminación del magisterio y las carreras técnicas?

Definitivamente no estoy de acuerdo con la eliminación del magisterio. Creo que yo sólo hubiera reformado el pénsum y la estructura de las escuelas normales. La formación de los maestros debe estar separada. Encuentro ridículo que se haga un Bachillerato en Educación para la Formación de Maestros, porque sabemos que el bachillerato es deficiente, y sabemos que el maestro necesita de una formación muy diferente y otro tipo de disciplina; y obviamente, algo que no entiendo es: ¿por qué se habla tanto de esto?… todas la universidades formamos maestros a nivel de licenciatura, maestría e incluso, hasta doctorados en diferentes áreas de la educación.

 

«El presidente puede ser muy capaz, pero si está rodeado de gente que tiene sus propios compromisos, eso le impide hacer lo que el país necesita.»

 

«No estoy de acuerdo con la eliminación del magisterio»

«Los colegios profesionales quieren hacer política y también quisieran dirigir todo el qué hacer universitario.»

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube