home Actualidad, Cosas para Compartir., nuevo tema, Opinion Fumar, ¿es delito culposo?

Fumar, ¿es delito culposo?

Causar daño, aunque no con la intención de matar, pero con la preterintención, dolo y culpa, ¡¡te convierte en asesino!!

Por Juan Carlos Arredondo

Los afectados, principalmente, son los niños que conviven con adultos fumadores, ya sea de tabaco o mariguana, por ello, a continuación te mostramos los efectos de la exposición al humo de Cannabis o al tabaquismo pasivo en los niños:

  • Mayor riesgo de sufrir infecciones, aún si la exposición al humo se presenta antes de nacer.
  • Alta exposición a agentes cancerígenos, incluso cuando se está ante el humo de tercera mano, es decir, cuando se arriba a un lugar donde se ha fumado y las toxinas aún están en el ambiente. 
  • Mayor probabilidad de transmitir la adicción, pues los niños que conviven con adultos fumadores tienen más riesgo de ser futuros fumadores. 
  • Mayor frecuencia de enfermedades respiratorias como asma o neumonías. Así mismo, se da un incremento en la incidencia de otitis en niños expuestos al humo del tabaco. 
  • Los niños y adolescentes que conviven con fumadores, tienen altas posibilidades de consumir tabaco. Esto se asocia también a otras conductas de peligro, como la probabilidad de consumir alcohol en exceso o de incurrir en conductas sexuales de riesgo.

Como podemos ver, los efectos del tabaquismo y la exposición al humo de mariguana de forma pasiva en los niños son muchos y ninguno de ellos ofrece rasgos positivos para el organismo, sino todo lo contrario. Por esto, si bien agradecemos el prohibir fumar en espacios públicos, es importante tomar conciencia de los efectos del tabaquismo pasivo, pues podemos lograr mucho pensando más allá de nosotros y pretendiendo cuidar a la población infantil que nos rodea.

Usted puede ser un mal ejemplo para sus hijos

Los niños son rápidos en lo que respecta a observar cualquier contradicción entre lo que los padres dicen y hacen. A pesar de lo que usted piense, la mayoría de los niños dicen que los adultos a quienes más se quieren parecer cuando sean mayores, es a sus padres.

DIEZ DATOS SOBRE EL TABAQUISMO PASIVO (OMS)

El humo ambiental es el que llena restaurantes, oficinas u otros espacios cerrados, cuando se quema tabaco en cigarrillos, bidis y narguiles (pipas de agua). Todos estamos expuestos a sus efectos nocivos.

Crear ambientes totalmente libres de humo, es la única manera de proteger a las personas de los efectos nocivos del tabaquismo pasivo.

El tabaquismo pasivo causa 600,000 muertes prematuras por año. En el humo de tabaco hay más de 4,000 substancias químicas, de las cuales se sabe que al menos 250 son nocivas y más de 50 cancerígenas.

En los adultos, el tabaquismo pasivo causa graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, por ejemplo, cardiopatía coronaria y cáncer de pulmón. En los lactantes provoca la muerte súbita y en las mujeres embarazadas es causa de insuficiencia ponderal del recién nacido.

Las zonas de fumadores separadas o ventiladas, no protegen a los no fumadores contra la inhalación de humo ajeno. El humo ambiental puede propagarse de una zona de fumadores a una de no fumadores, incluso si las puertas entre ambas están cerradas y existen dispositivos de ventilación, o en una zona abierta como una piscina, en donde los fumadores abusando de la tolerancia, contaminan el ambiente.

Fume feliz, fume tranquilo, pero hágalo solito y no enfrente de mí o de mis hijos.

Sólo un ambiente totalmente libre de humo constituye una protección efectiva.

Cerca del 40% de los niños, están regularmente expuestos al humo ajeno en el hogar. El 31% de las muertes atribuibles al tabaquismo pasivo corresponde a niños.

Los jóvenes expuestos al humo ajeno en el hogar o en lugares públicos tienen entre una y media y dos veces más probabilidades de comenzar a fumar que los no expuestos.

El 10% de los costos económicos relacionados con el consumo de tabaco, se atribuyen al tabaquismo pasivo. El consumo de tabaco impone costos económicos directos a la sociedad, como los asociados con el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el tabaco, así como costos indirectos, por ejemplo, los asociados con la disminución de la productividad o la pérdida de salarios por causa de muerte o enfermedad.

Si usted fuma: Primero, admita su error al haber comenzado a fumar y que si ahora tuviera que empezar de nuevo, no lo haría.

En segundo lugar, deje de fumar. Esto no es fácil y puede requerir varios intentos y la ayuda de un programa o un grupo de apoyo para conseguirlo. Pero si usted supera su adicción al tabaco, estará animando a sus hijos a que  también lo hagan.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube