home Actualidad Extranjeros indeseables y kaibiles correlones

Extranjeros indeseables y kaibiles correlones

En nuestra querida Guatemala, manifestaciones van y vienen y en el aire se detienen, y, aterrizan, generalmente interrumpiendo el paso en una o varias concurridas carreteras o agravando el caos en nuestra “tacita de plata”, ocasionando pérdidas incalculables de todo tipo. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Quiénes las organizan y que buscan?

En las manifestaciones organizadas por las “fuerzas sociales” el observador, casual pero objetivo, siempre notará que los líderes del “movimiento” estarán disfrutando de las mieles del poder y de las enormes ganancias que obtienen con sus protestas. Es el dinero que se embolsan del financiamiento que gozan para realizarlas y de la felicidad que les provoca crear el caos, la destrucción y principalmente, cagarse en las inocentes victimas (usted y yo) que no tenemos nada que con sus desmanes. Los ciudadanos trabajadores quesufrimos bajo el sol, a media carretera, hora tras hora, sin tener responsabilidad alguna, en lo que motiva la protesta.

Amigo lector además observarán a las inocentes víctimas de las “protestas sociales”, a grupos de extranjeros, armados con lo último de la tecnología en la comunicación digital y costosas cámaras, pero siempre ataviados como “pobres hippies”,azuzando a los “pacíficos manifestantes”,instruyéndolos hacia donde lanzar sus enormes pedradotas, o a qué malvado oligarca, asqueroso minero o peligroso empleado de hidroeléctrica transnacional linchar, así mismo a qué buena tira o soldada apalear (la lógica es que ya apaleada, aflojará el cutete más fácilmente; sino hay mujeres policías o soldadas a la vista, no importa, según dicen los que dirigen estas “manifestaciones pacíficas”, resulta igual de rico, o más, sodomizar a un polaco, o a un soldado). Curiosamente de estos actos deshonestos que han sufrido “los rehenes” de estas turbas, ningún medio dice nada, después de la regañada que les dieron cuando publicaron lo de aquella pobre jueza, que fue obligada a realizar sus necesidades fisiológicas frente a la muchedumbre.

Bueno, la cosa es aterrorizar, sin importar a quién, pues así alcanzarán sus nobles propósitos, instruyen los “pacíficos extranjeros”, quienes en realidad son agentes internacionales, expertos en las más modernas tácticas de terrorismo, subversión y cagarse en la sociedad.

Por supuesto que estos extranjeros, “paladines de la democracia y la libertad” y “nobles adalides al socorro de los desposeídos”, son intocables. Dios guarde a quien se les oponga, no importa lo que hagan, siempre se les debe de respetar además de idolatrar, al fin y al cabo que son suecos o suecas, daneses, franceses, españolas o chilenos. Pertenecen a sociedades superiores muy desarrolladas; ellos no delinqueny según nos hacen creer ni siquiera defecan, pues son semidioses, todos personajes del Olimpo, sabios, educados y cultos, además de súper poderosos.

Por ello, nuestro ministro de gobernación, ex chafarote golpista, Mauricio López Bonilla, resultó ser un pobre troglodita tercermundista y se vio obligado a humillarse,y como de costumbre a dar marcha atrás – y eso que los kaibiles jamás dan “un paso atrás, ni tan siquiera para tomar aviada”-, por lo que el guatemalteco no comprende cómo es que este valiente kaibil, no sólo dio marcha atrás, sino que corrió pa atrás, tambaleó y cayó de espaldas, solo para levantarse y con el autoritarismo que le caracteriza al igual que su jefe, también kaibil, descaradamente des-andó lo andado y bajando la cabeza, abrieron de nuevo las puertas de la patria, a ese par de indeseables que previamente habían expulsado. “Si retrocedo, mátame”, reza el lema de los kaibiles y de plano que matándonos, pero de la risa y de la rabia nos encontramos todos aquellos guatemaltecos que aún tenemos un poco de dignidad.

Por supuesto, que este retroceso ocurrió, por la intervención del “valiente defensor de los oprimidos de la PDH, ese mítico hercúleo personaje”, pues ante semejante acción, quién podría resistirse.

Usted Jorge De León Duque, es un desvergonzado defensor de mareros, asesinos y ladrones, y en este caso de delincuentes terroristas extranjeros.

manifestaciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¨Pie de foto:

La española Éricka Maritza Martínez García y el chileno Danilo Denis Guerrero Díaz infringieron los artículos 74 y 92 de la Ley de Migración por haber alterado el orden público durante la protesta, sin embargo el ministro reculo en la decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube