home Actualidad, Cultura, nuevo tema, Opinion Espantosa realidad Una tragedia en números…

Espantosa realidad Una tragedia en números…

GTNUMEROSUna tragedia en números…

Todos sabemos que Guatemala está al borde de una catástrofe, económica y social… ¿Qué tan mal estamos? ¿Cuáles son nuestras debilidades y amenazas?…

Las cifras que van a leer a continuación pueden causarle depresión, desesperanza crónica, diarrea mental o sencillamente ganas de salir del país… ¡queda usted advertido!

 

Por Alan Mackezie

 

En el mundo de la política cada quien tiene su propio diagnóstico de la problemática nacional. Es muy difícil encontrar un panorama objetivo por eso lo más importante de un diagnóstico es su fundamento, son sus “hard facts” o “datos duros”…

 

El ex presidente del Banco de Guatemala Edgar Barquín, presento en su incorporación oficial al Partido Líder un diagnostico crudo y profundo de la realidad nacional. Sus años en la banca central y su acceso a información privilegiada son dos elementos que le dan un peso más técnico que político.

A continuación presento algunos fragmentos que son aterradoramente reveladores. Estoy seguro que muchos ya los conocen, pero digerirlos en conjunto es una verdadera indigestión moral.

 

Guatemala una tragedia en números

 

POBLACION: Somos 15.4 millones de habitantes (censo de hace más de 12 años) con un PIB (producto interno bruto) nominal de US$ 57 mil millones, equivalente a Q. 456 mil millones) y un PIB per cápita US$ 3,500.00 (estamos catalogados como un país de ingresos bajos; Costa Rica tiene 3 veces más, USA 12 veces más y los países bajos 15 veces más)

 

CRECIMIENTO POBLACIONAL: un promedio del 2.4% anual y en el área rural hay lugares que se duplica. Los esfuerzos de crecimiento económico que tenemos hasta ahorita de 3.5% en promedio, se convierte en 1.5% real. De continuar con un crecimiento así necesitaremos 65 años para reducir la pobreza. Tenemos 32 nacimientos por cada 1,000 habitantes (los países en desarrollo son 22 y los desarrollados son 11). A ese ritmo en 10 años llegaremos a ser 20 millones de habitantes y sin mayor crecimiento económico seremos más pobres.

 

¿Cómo estamos?

 

  • El 53.7% de la población es pobre, viven con menos de US$ 2 al día.
  • El 13.3% de la población está en pobreza extrema, viven con menos de US$ 1 día.
  • En 1914 éramos 1.4 millones y 60% de pobres; en 2014 somos 15.4 millones y casi 54% de pobres. No ha cambiado mucho la situación. El país produce riqueza pero la inequidad es muy alta.

El salario mínimo representa el 80% del costo de la canasta básica de alimentos (Q. 3,123.60) y el 44% de la canasta básica vita (Q. 5,700.00)

 

  • EDUCACION: El 37% llegan a matricula secundaria, El 26% de los adultos son analfabetos, Hay deficiencias en matemáticas y lectura en los estudiantes de nivel medio, más del 75% evaluados no llegan al punteo mínimo.

El índice de escolaridad promedio es de 5 años y en el área rural es de 3 años (el promedio en América Latina es de 9 años)

A la universidad solo asisten 309,000 personas, de los cuales menos del 10% se gradúa. Hay un promedio de profesionales de menos del 2% de la población, de los cuales la mayoría son de ciencias sociales y humanísticas.

 

  • Mortalidad materno infantil hay 30 muertes por cada 1,000 nacidos vivos. Se tiene un índice promedio de entre 4 y 6 hijos por mujer (en el área rural hay lugares que llegan al doble) El 49.3% de los niños y niñas menores de 5 años están con desnutrición infantil y el 49.3% de los niños y niñas menores de 5 años están con desnutrición infantil. Se calcula un 30% de desnutrición en toda la población.

 

  • Seguridad: Somos el octavo país más violento a nivel mundial

Hay 34 muertes violentas por cada 100 mil habitantes (se dice que un país con 10 muertes es violento y con 20 está en guerra). El partido oficial prometió seguridad y no lo ha cumplido. Nos hemos convertido en un país puente para el narcotráfico, y ya se empieza a ser productor y consumidor.

 

  • Inversión extranjera directa es muy baja, 2% del PIB (Nicaragua y Costa Rica nos duplican y en el resto de América Latina es 5 veces más que nosotros: ofrecen mejores condiciones y buen clima de inversión).

 

  • Infraestructura, tenemos 1 KM por cada 1,000 personas (América Latina tiene 5 KM por cada 1,000 personas es decir que aquí vamos a 30 KM por hora y USA es de 130 KM por hora.

 

  • Capacidad instalada de electricidad, tenemos 200 kv por cada 1,000 personas (AL tiene 3 veces más y las economías de Asia Pacífico –Hong Kong, Malasia, Singapur y Tailandia- en promedio tienen 6 veces más, son más competitivos porque el costo de energía es más bajo).

La mitad de la generación de energía eléctrica es producida por combustibles fósiles, pagando una factura petrolera de más de US$ 3,000 millones). Si intentáramos producir un 75% de la energía eléctrica utilizando nuestros recursos naturales, el costo podría ser un 40% más bajo para las familias y las empresas y el país sería más competitivo.

 

  • El desempleo oficial es del 3% y el subempleo del 14%. La informalidad ronda el 70%.

200,000 jóvenes entran al mercado laboral cada año y solo 25,000 son absorbidos por el mercado.

  • Solo el 20% de la PEA tienen trabajo formal y están en el seguro social (el gobierno anterior dejó 1.187,260 cotizantes al IGSS y a junio de 2014 eran de 1.224,280; es decir, este gobierno en dos años y medio únicamente ha propiciado la creación 37,020 trabajos formales, es decir un crecimiento de únicamente 3%.

Tenemos una tasa de ahorro del 15% (en América Latina es del 25%).

 

 

  • Han migrado más de 1.5 millones de guatemaltecos, impulsados por la falta de oportunidades, falta de empleo, por la pobreza y por la inseguridad y violencia. Se tiene una inmigración rural muy alta y la población urbana crecerá en forma desmedida, al 75%, en 10 años. Eso es por la falta de servicios, falta de oportunidades y ausencia del Estado.

 

  • Deuda pública: a la fecha el Estado debe Q. 111 mil millones, si aprueban los bonos será de Q. 115 mil millones, lo que significa más del 25% del PIB y 2.1 veces los ingresos del Estado (la línea crítica 40% y 2.5 veces los ingresos). Si se aprueba el presupuesto del 2014, en el que proponen un déficit fiscal del 2.5% y un endeudamiento del período de Q. 15 mil millones, lo que haría llevar la deuda total en términos netos a Q. 125 mil millones, equivalentes a más del 26% sobre el PIB y más de 2.2 veces los ingresos del Estado. Cada guatemalteco, en promedio, está endeudado en Q. 7,500.00, hasta los que no han nacido. El problema es la aplicación de esa deuda, que mucho se va en gastos de funcionamiento y no a inversión productiva. No hay una política de endeudamiento público de largo plazo que defina hacia donde se quiere llevar al país en materia de déficit fiscal y uso de la deuda.
  • En calidad institucional, el país tiene el puesto 83 de 99 países y eso se debe a que tenemos una debilidad en el estado de derecho

 

  • Más del 20% del presupuesto se pierde por la corrupción, por medio de una serie de mecanismos poco transparentes y opacos y falta de control y fiscalización

 

  • La evasión tributaria ronda el 7% del PIB, estamos hablando de más de Q. 25 mil millones. Ello se debe, en parte, a tener una SAT debilitada y sin mayores instrumentos de cruce de información, aduanas colapsadas (altos niveles de contrabando y subvaloración), algunos incentivos fiscales perversos,

 

  • No existe una priorización racional del gasto, en función de las necesidades de la sociedad (sino analicen el presupuesto 2015).

 

  • Inexistencia de una política de Estado para el uso de los recursos naturales, agua; minería, pesca, bosques.

 

Estos son solo algunos datos de la inmensa crisis institucional en que vivimos, la duda que nos asalta es ¿Qué vamos a hacer? ¿Hay salidas a la problemática?

 

La crisis es innegable y se requiere de una voluntad colectiva para arrancar el mal de raíz. Ante los datos anteriores aterrizamos en la realidad de que no podemos seguir haciendo más de lo mismo. Necesitamos establecer nuevas reglas de convivencia social. Es impostergable la reforma política y la refundación del estado.

Las grandes mayorías, históricamente excluidas puedan ser atendidas subsidiariamente por el Estado y así llevarlos dignamente a un nivel de base, que les permita competir en mejores condiciones por su propio futuro y esto sería justicia social.

Es importante crear un mejor equilibrio entre la expansión económica y equidad social. Crecer con igualdad debe la estrategia de desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube