home Actualidad, nuevo tema, Politica, Richard Shaw e Invitados Entrevista con Julio Rivera Clavería

Entrevista con Julio Rivera Clavería

“Hay que exigir que se cumpla con el debido proceso y que no se abuse de la ley en el país”

Lucha en contra de la corrupción es una cosa, y escudarse en ella para impulsar  agendas políticas y muchos intereses económicos es otra cosa.

La selectividad en la aplicación de la ley es algo innegable. Amparos express, medidas sustitutivas que responden a simpatías políticas y veredictos judiciales manchados de ideología y muchas dudas. Sobre este tema, el Lic. Julio Rivera C. nos da su punto de vista durante una entrevista realizada en el programa Coyuntura Nacional de VEA Canal.

¿Cómo percibe Ud. la Ley de Amparo?

-Creo que es buena porque protege a las personas de cualquier acto en el que puedan verse involucrados, es un derecho de poderse proteger, no existe otro mecanismo.  En los momentos en que está atravesando el país, la ley es crucial para la defensa de los derechos de los ciudadanos.  Lo importante es la ética que tengan los profesionales para ver en qué momentos procede el tema de Amparo y de la Corte Suprema (de Justicia) y de Constitucionalidad, de si los Amparos no llenan los requisitos de ley o son parcializados, deben de rechazarlos, y las multas deben de ser altas y hacerse efectivas.  Con ello se evitará el abuso de este recurso.

En los corrillos políticos se habla de que estamos en la época de la “amparitis judicial”

-Efectivamente, estamos hablando de una politización de la justicia, que es una realidad.  Creo que hay que regresar al respecto al debido proceso, a la ley y a la Constitución, de otra manera, estamos condenando al país a que la justicia la apliquen los ciudadanos.

Tenemos que tener conciencia del respeto pleno a la ley.  No se trata de reformar leyes sino de tomar conciencia de la importancia de no politizar la justicia, por muy ente u organismo internacional que sea.

¿Quién controla al controlador e investiga al investigador?

-Uno de los errores en el Ministerio Público fue el haber desarticulado el consejo del MP, que era un contrapeso a lo interno de esta institución para controlar los excesos que se pueden dar, cuando todo el control lo ejerce una sola persona, el fiscal general, hoy, ayer o mañana.

Tenemos que volver a reformar la ley para que se integre un consejo que pueda ser capaz de evaluar, al que se le den facultades bien específicas.  Una en materia financiera, para saber cómo se invierte el presupuesto, segundo, para controlar los abusos y excesos de parte de los fiscales y que se cumpla con el debido proceso y el tercero, para que se cumpla con la Constitución y las leyes.

¿Qué opina de la Corte de Constitucionalidad, a quien no hay nadie que le enmiende la plana?

-Debe hacerse una reforma a la ley, porque se han excedido en sus funciones.  El origen de esta Corte no es resolver todo lo que les entra, únicamente aquello que podría producir daño a la constitución política, velar porque se cumpliera con la constitución política de la República y que nunca se trasgrediera.

En sus orígenes, los constitucionalistas magistrados, merecían el respeto de toda la población, eran personas de academia, versadas en derecho constitucional.

¿Cómo observa la actual coyuntura política y la temporalidad específica en la que salen a luz los casos? ¿Cree que ello también corresponde a una agenda política?

-Más que a una agenda, están respondiendo a impulsos, por lo que se está llevando a cabo en el MP y en la propia CICIG.  Lo más importante que hay que exigir es que cumpla con el debido proceso y que no se abuse de la ley en el país.

Si lo que se quiere es dejar una nación en permanente conflicto, es otra cosa.  Lo que procede es entender que Guatemala está en un momento social crítico, muy complicado, que no sabemos hacia dónde puede dirigir si no somos capaces de llegar a acuerdos.  En política lo más importante es negociar y consensuar.

Que no hay liderazgos, se dice…

-Es cierto, pero tenemos que ponernos de acuerdo con lo poco o con lo malo que se tenga para poder gobernar.  No hay alternativa, el proceso se va a terminar y el resultado no se puede predecir.

¿Está de acuerdo con que continúe el experimento de la CICIG?

No.  Debe de ajustarse, circunscribirse al mandato que tienen.  Es muy claro y concreto.  Vinieron para investigar las estructuras paralelas en el estado y para trasladar capacitación y profesionalizar a las entidades de justicia y a la policía,

Lo importante es hacer una revisión que nos permita a todos los guatemaltecos estar de acuerdo y seguir impulsando y avalando el trabajo de este organismo.

Tenemos que tener conciencia del respeto pleno a la ley.

 

Lo que procede es entender que Guatemala está en un momento social crítico, muy complicado.