home Actualidad, Cosas Interesantes., Cosas para Compartir., nuevo tema, Tecnologia en Guatemala “En la naturaleza reside el secreto de la vida”

“En la naturaleza reside el secreto de la vida”

inno1
Innovación tecnológica en Guatemala

“En la naturaleza reside el secreto de la vida” HP

Se abre una puerta para la posible cura del Cáncer. Un laboratorio guatemalteco incursiona en el campo de la investigación y actualmente está innovando con tratamientos alternativos que revolucionaran la industria de la salud.

Por Pilar Fonseca

Cuando hable por primera vez con Héctor Paredes Presidente de Junta Directiva

Laboratorios Pharmalat, en cuestión de minutos cambié mi perspectiva sobre los empresarios farmacéuticos, de pronto me encontré frente a un hombre apasionado por su trabajo. Su ideas con respecto a uso de productos naturales, su visión en cuanto a la ética en la comercialización de la medicina y sus trabajos de investigación que van en contra de todo pronóstico son un tema interesante y que hoy les comparto en esta entrevista que estoy segura ¡será reveladora!

.

 

¿Por qué involucrarse en la investigación y desarrollo de nuevas medicinas?

– En la medida que las enfermedades fueron surgiendo en el transcurso de la historia de la humanidad, no es aventurado plantearse que también tienen cura. Esto deja fuera, al menos por ahora, las de origen genético. Sin embargo, incluso en este último caso, la ciencia procura ofrecer a los afectados una mejor calidad de vida.

Lo anterior conduce, inevitablemente, a ahondar en la investigación de todos los padecimientos que en la actualidad se consideran incurables, lo cual supone una incómoda contradicción para la misma comunidad científica que los ha definido como tales.

Muchas de las enfermedades solo han sido paliadas con medicamentos que generan una reducción del malestar relacionado con su padecimiento, que se descompensa por sus efectos secundarios.

En estos casos, si bien mitigan ciertos síntomas y han contribuido a prolongar la vida, no necesariamente impiden el avance inexorable de la enfermedad, porque mientras no se haya llegado a determinar las causas que la provocan, las

panaceas sumen al paciente en un estado de dependencia de productos farmacéuticos por tiempo indefinido, a sabiendas que no representan una cura concreta.

La paradoja de los medicamentos que alivian, pero no ofrecen un total restablecimiento es que, por una parte, son bienvenidos y hasta apreciados por quien los consume, y por otra, causan en la persona que recibe el tratamiento el

progresivo deterioro emocional que genera la certeza de que su mal no será neutralizado.

De ahí surgió una inquietud y un auténtico desafío y Pharmalat decidió incorporarse al campo de la investigación para ofrecer soluciones reales.

 

¿Cuándo empieza el proyecto de investigación?

-Este sueño de innovación nació en 2009, y desde entonces hemos trabajado intensamente con profesionales guatemaltecos y cubanos como el Lic. Juan Carlos Pérez Velásquez, quien es experto en “Genética XL”. Pharmalat necesitaba impulsar su proyecto de innovación, y ese componente se había materializado con el acercamiento al reciente hallazgo de Pérez Velásquez.

 

¿Qué es la Genética XL y como se aplica?

-“La Genética XL” abarca todos los campos existentes de la ciencia, entre los cuales el de la medicina apenas representa el 1% de su macro desarrollo científico, de allí la incorporación de profesionales en anatomía, fisiología, patología, así como otros especializados en farmacología, biología, química y genética.

La empresa ya contaba con un equipo de profesionales que cubría buena parte de estos campos, por lo que el paso siguiente fue incorporar a otros para completar la cobertura científica.

 

¿Qué proyectos están desarrollando actualmente y como lo están haciendo?

-Estamos estudiando productos medicinales de origen natural y sus distintas ramas, con el fin de conocer, más a fondo, su composición. En la naturaleza reside el secreto de la vida, y en lo que respecta a la salud se puede encontrar la respuesta en moléculas extraídas de frutas, verduras, plantas, animales y minerales. Toda enfermedad tiene su contraparte, como una moneda de dos caras, y esta es, precisamente, la premisa de la investigación científica que Pharmalat se propuso realizar: “La teoría de la contraparte“.

 

¿En que centraron su investigación?

-Hay muchas líneas de acción, pero uno de los aspectos que merecían ser investigados se refería a los flavonoides, término con que se denomina a una serie de metabolitos secundarios de las plantas, que a su vez son compuestos orgánicos sintetizados por el organismo.

El estudio estuvo orientado a difuminar la tradicional escisión entre la química y la farmacéutica, y se propuso trabajar en los flavonoides naturales, a sabiendas que podrán ser sintetizados en el mediano plazo. No todas las moléculas son buenas y de ahí que dentro de ese campo se seleccionó exclusivamente lo conveniente.

El uso de los flavonoides en la industria farmacéutica no es nuevo; sin embargo, hay algunos que aún se desconocen.

Lo cierto es que tanto los que se trabajan en el laboratorio como los que se encuentran en la naturaleza, no todos son compatibles entre sí, pues en determinados casos uno puede destruir a otro, lo cual neutraliza o revierte el efecto deseado. Esto ocurre, por ejemplo, cuando un flavonoide quita oxígeno, carbono o cualquier componente a otro que está unido a él; entonces, el buen resultado inicial se transforma en uno negativo.

El alto rendimiento que tienen los flavonoides en la cura de algunas enfermedades ha llevado a buscar la manera de superar estos problemas de fusiones indeseables, por lo que se procede a microencapsular al beneficioso, para que no

se relacione con otro que pueda alterar o contrarrestar su función primaria.

Mediante la experimentación se ha comprobado que existen variables, como que algunos flavonoides potencian el efecto de otros, así como los diferentes niveles séricos (presencia y cantidad de droga en sangre en determinado tiempo), estabilidad, biodisponibilidad y toxicidad, todo lo cual debe tomarse en cuenta antes de proceder a su formulación.

 

¿Qué tratamiento específico están desarrollando?

-Estamos buscando alternativas para el tratamiento de diferentes tipos de cáncer,

 

¿Qué avances reales han tenido en el desarrollo de un tratamiento alternativo para el cáncer?

-El Cáncer, tiene su origen en la célula, y aunque sus características pueden ser distintas, su composición siempre es idéntica. La única variante estriba, en todo caso, en detectar en qué parte de la célula se suscita, ya sea pared celular, citoplasma, mitocondria, núcleo, aparato de Golgi u otras. Por lo tanto, dado que la estructura de la célula permanece inmutable, la comunidad médica científica debe centrarse en buscar la cura de la enfermedad, en vez de seguir probando opciones farmacológicas para el sinfín de clasificaciones que han ocupado su atención hasta nuestros días.

Pharmalat siente un sano orgullo por la investigación llevada a cabo y que dio como fruto un descubrimiento que será de beneficio para la humanidad. El producto todavía no puede ponerse a disposición en el mercado con su indicación

principal, por códigos de ética y leyes sanitarias que establecen un lapso de diez años para que sus resultados queden definitivamente comprobados.

El procedimiento busca cumplir con todas las normas de salud pública y de la Food and Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos. Por lo tanto, la asociación de flavonoides para el tratamiento de distintas enfermedades -que serán descritas en cada producto que salga al mercado farmacéutico- solo se dará a conocer como adyuvante o coadyuvante para cada enfermedad.

 

¿Es esta una limitante para llevar a los enfermos una posible cura?

-No considero que lo anterior represente una limitación; por el contrario, mi mayor interés es la finalidad de su descubrimiento: que beneficiará y transformará la vida de personas que padecen cáncer, diabetes, hígado graso, grasa intracelular y otras enfermedades asociadas.

Asimismo, hemos registrado considerables avances en la investigación de tratamientos para la epilepsia, temblor esencial, Parkinson, esclerosis múltiple, Alzheimer y variables de distonía -trastorno del sistema nervioso central de tipo neuro-físico-muscular.

 

Además de lo desarrollado para el tratamiento del Cáncer, ¿Qué otras líneas de investigación tienen?

-Nos interesa desarrollar una cura para el VIH/sida, y sobre esto tenemos un par de descubrimientos que serán dados a conocer en el mediano plazo y que serán de mucho beneficio para la humanidad.

 

¿Cómo se llama el medicamento y cuándo estará disponible?

-El nombre del medicamento en contra del cáncer es OCONEX, y del preventivo LIMTOX, esperamos estar en el mercado aproximadamente en marzo o principios de abril.

La industria farmacéutica mundial es muy escéptica y la competencia es feroz ¿Cómo piensa enfrentar a las multinacionales que lucran con las enfermedades?

-En un país como Guatemala, las anteriores afirmaciones pueden despertar suspicacias y hasta un rotundo escepticismo. Es comprensible, porque nunca antes había existido una empresa innovadora como PHARMALAT, además de que la investigación científica farmacéutica no es una actividad frecuente en Centroamérica.

Estamos conscientes que surgirán dudas entre la comunidad médica de la región, pero dicha circunstancia, lejos de afectarnos, nos infunde más ánimos, porque los resultados acreditarán nuestros esfuerzos y compromiso como científicos y como

empresa.

El descubrimiento desarrollado en Pharmalat a partir de “La teoría de la contraparte” dará respuesta a muchas interrogantes del gremio médico y farmacéutico y, desde luego, a los afectados por las enfermedades descritas.

Todo proceso de investigación de un producto en la empresa conlleva tres etapas, aunque en pocos casos puede llegar hasta cinco. En esta oportunidad, los productos se darán a conocer una vez haya concluido la segunda etapa.

Desde ya, sé que un descubrimiento de esta naturaleza perturbará la zona de comodidad en que se encuentran algunas empresas, profesionales e instituciones relacionados con la salud. Sin embargo, aunque se trata de una decisión pionera vamos a seguir adelante.

Estamos conscientes que surgirán dudas entre la comunidad médica de la región, pero dicha circunstancia, lejos de afectarnos, nos infunde más ánimos, porque los resultados acreditarán nuestros esfuerzos y compromiso como científicos y como

empresa.

Más información en: hparedes@pharmalat.net / PBX 66281100

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube