home Actualidad, Columnistas, Cosas para Compartir., Cultura, nuevo tema En el Muro: DE LOS ARREPENTIDOS SE SIRVE DIOS

En el Muro: DE LOS ARREPENTIDOS SE SIRVE DIOS

17 EnElMuro

 

La expresión que encabeza mi artículo tiene una connotación muy particular y es muy frecuente en el círculo cristiano. Algunos creyentes consideran que la expresión se refiere al hombre arrepentido. Aquel que ya probó el pecado, pero que su conciencia lo reprime y decide optar por el camino del bien.
Asumen que el hombre que peca y que no oye a su conciencia, puede volver a caer y a lo mejor nunca volver a los rediles de Dios.

Otros, consideran que la expresión es una metáfora del hijo perdido que volvió, aquel que su padre lo recibe con fiesta y el hijo que siempre estuvo al pie del padre se encela de su hermano. Y Por último, están los que dicen que se trata de un mensaje filosófico, porque Dios está siempre dispuesto a perdonar a todas aquellas personas que pecan, sin importar cuan grande sea su mala acción y al mismo tiempo, nos invita a imitarlos.
En Guatemala tenemos un caso muy curioso, claro en el mundo secular, por supuesto, y su protagonista resulta ser ni más ni menos que el propio, Alfonso Portillo.
Resulta que, Portillo, para muchos guatemaltecos es ese hijo perdido, el que cometió simples pecadillos y que por ellos tuvo que pagar con su libertad en una cárcel extranjera. Hoy regresa a Guatemala como un hombre nuevo, arrepentido y dispuesto a redimir sus pecados.
Definitivamente, son miles de guatemaltecos que lo han recibido con los brazos abiertos y están dispuestos a perdonarlo y a confiar nuevamente en él. Ojala que a ese hijo perdido lo haya reprimido su conciencia y en verdad esté dispuesto a optar por el camino del bien y que le haga honor a esa expresión…

¡DE LOS ARREPENTIDOS SE SIRVE DIOS!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube