home Actualidad, Cosas Interesantes., Cosas para Compartir., Politica …El gobierno militar de Otto Pérez al servicio de empresas monopólicas tradicionales (¿?)

…El gobierno militar de Otto Pérez al servicio de empresas monopólicas tradicionales (¿?)

Inversion

Esta iniciativa solo pretende seguir favoreciendo a un grupúsculo empresarial y que según palabras del ex ministro de finanzas el Lic. Alberto Fuentes Knight, son incapaces de competir sin “muletas fiscales” (bis), lo único que se promueve con este tipo de iniciativas es fomentar el mercantilismo elitista un rezago de la época colonial que no permite al país desarrollarse, generar riqueza y aumentar su recaudación fiscal debido a este tipo de arbitrarias exenciones y que como contrapartida castigan a la clase media a la que siguen cargando con más impuestos, los mismos que otros evaden condenando a dicha clase a la extinción.

A continuación algunos razonamientos del porqué esta ley no solo es nociva para el país dentro de un contexto de recaudación fiscal sino que también social, independientemente de que la misma privilegia a un grupo de empresaurios incompetentes y monopolistas puesto que crea desventaja comercial de la actividad local frente a nuevas inversiones dedicadas a la exportación, de acuerdo a algunos razonamientos de algunos sectores comerciales políticos y sindicales tanto del estado como de la iniciativa privada, las exenciones pueden ocasionar un agujero fiscal por la pérdida de tributación directa, puesto que conociendo del oportunismo de algunos “empresauriosesta ley generaría una defraudación fiscal cuando algunas empresas migren al nuevo régimen y dejen de pagar los impuestos que hasta ahora cancelan, es inconcebible que dentro de los privilegios de estas empresas-monopólicas se puede mencionar que solo incluye a empresas con un capital NO MENOR A QUINIENTOS MIL DOLARES(USDLLS.500,000.00) para optar a una exoneración de impuestos, lo que se puede deducir con esta selectiva medida es que el mediano y pequeño empresario no tiene ni la más mínima oportunidad de ingresar en tan selecto club. Y si lo anterior no fuera lo suficientemente excluyente y siga beneficiando a los oligarcas de siempre, se pretende que los beneficios fiscales sean gozados por sus descendientes, puesto que están contemplados hasta por 65 años.

Los “privilegiados empresaurios” no solo no generarán nuevos empleos puesto que únicamente mantendrán los existentes y tampoco crearán nuevas empresas ya que solo migrarán de un régimen a otro y seguramente no habrá ningún incentivo ni beneficio adicional al trabajador, con seguridad solo pagarán el salario mínimo. Adicionalmente la iniciativa de ley no establece requisitos mínimos de generación de empleo antes de autorizar las zonas francas libres de impuestos, ni se ha considerado mediciones posteriores que en un dado caso al no cumplir con esos mínimos de creación de puestos de trabajo se pueda revocar su status de empresa favorecida. Llama la atención que una misión del FMI mostrara su preocupación por el proyecto de ley de inversión y empleo, ya que puede amenazar los ingresos fiscales, y el FMI no es precisamente un organismo caritativo que se preocupe por el bienestar del pueblo guatemalteco, seguramente su única preocupación estriba en que el país pueda honrar sus deudas con dicho ente internacional, sin embargo tienen amplia capacidad de análisis y están anticipando un escenario nebuloso. “Se deben limitar las exenciones en la ley porque puede haber más disminución en la recaudación” opinó Figliouli. Otra recomendación del funcionario del FMI, es reducir el gasto tributario, que son privilegios otorgados por las exenciones fiscales porque Guatemala sigue manteniendo una recaudación baja. (bis).

 

Es ridículo que algunos defensores a ultranza de esta monopólica iniciativa de ley esgriman como argumento toral, el hecho de que esta atraerá inversión extranjera, cuando a decir de la periodista Reny M. Bake, la mayoría en Guatemala desconoce la legislación impositiva de otros países y no cuestiona ese mito, por ejemplo: en el caso de EE. UU. el pago de impuestos se da sobre lo que se denomina “renta mundial”. Esto significa que todos los ciudadanos y residentes de ese país deben reportar sus ingresos en sus declaraciones de impuestos sobre la renta, lo que significa que si una inversión de un estadounidense en Guatemala no paga ISR acá, lo terminará pagando en su país. Y en el caso de empresas europeas, la mayoría también pagan impuestos sobre las ganancias fuera del país de origen. Acaso ¿van a seguir diciendo que las exoneraciones de impuestos sectoriales es para atraer inversión extranjera? (bis).

 

No insulten la inteligencia del guatemalteco, no pretendan engañarnos lo que realmente quieren es que un grupúsculo oligarca empresarial criollo siga “mamando” de la teta del estado de Guatemala como es su costumbre con el apoyo de cualquier gobierno títere de turno, al que también “salpican”.

 

Acaso ¿van a seguir diciendo que las exoneraciones de impuestos sectoriales es para atraer inversión extranjera?

 

(Fuentes: Cámara de Comercio, Federación sindical de empleados bancarios de servicio y del estado, Lorenzo Figliouli, Lic. Alberto Fuentes Knight, Reny M. Bake)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube