Educación integral

Si un padre, o un maestro, aprende a escuchar a su hijo o alumno, este no les va a faltar al respeto”

Por Redacción C4

La época escolar ha llegado y surgen preguntas en la mente de los padres de familia como ¡que educación en la mejor? ¿Qué colegio debo escoger?. Sobre este tema Revista C4 entrevisto a una pionera de la educación de vanguardia en Guatemala la Sra. Rita Cabarrus de Vizcaino quien nos comentó que: “Muchos colegios son buenos, pero enfocados únicamente en el conocimiento, no enfocados necesariamente en la persona, ni en el ciudadano menos. Las competencias personales y ciudadanas anteceden a las del conocimiento. Por eso, aunque tengamos mil profesionales con maestrías y doctorados, no hemos sido capaces de darles vuelta a los indicadores del país. Guatemala no ha mejorado, recientemente el BID informó que los indicadores de salud del país están entre los peores de toda América Latina. Entonces, ¿de qué sirve todo el conocimiento? Con la gente, con los profesionales capacitados que tenemos ya deberíamos haber movido todos los indicadores, pero no ha sucedido”, añade Cabarrús. En esta entrevista la educadora profundiza sobre la importancia de la formación que ellos promueven en el Colegio Naleb, como un modelo educativo eficiente.

–¿Cómo nace y cuál es la metodología del Colegia Naleb?

– Se abrieron las puertas para fundar el colegio en 1978 y desde ese momento comenzamos la búsqueda de cómo se equilibra el respeto con la excelencia encontramos competencias que bautizamos como la Ruta DAR.

–¿Podría explicar que es la Ruta DAR”?

-El elemento clave en este método es hacer consciente a la persona de su valor, y eso lo logramos por medio de la práctica del diálogo. Este es la primera competencia que se debe desarrollar en una cultura que quiere salir del subdesarrollo. Esto la lleva a entender a la persona la libertad que tiene de comunicar lo que piensa, siente o necesita.

A partir del diálogo: la importancia del afecto. En una institución educativa aunque esto parece ser lo más obvio, es lo más difícil. La gente está renuente a mostrar afecto, delicadeza hacia los demás. La vía del afecto hace subir la autoestima. Una persona que tiene consciencia de su valor y autoestima se vuelve alguien con capacidad de hacerse responsable. La responsabilidad está amarrada a la libertad. Una persona con dignidad, con autoestima, con responsabilidad, puede practicar valores… Esas competencias, son las que hacen falta para cambiar nuestro país.

¿Por qué hacen énfasis en estos valores y como afecta esto a la sociedad?

-Las competencias le hacen más fácil aprender, y a los maestros, más fácil enseñar. Un alumno con un buen nivel académico, pero con competencias de diálogo, de afecto, de responsabilidad, tiene muchas más probabilidades de tener éxito como trabajador, como empresario, que cualquier otro. Ese es el perfil del nuevo ciudadano guatemalteco que puede aportar al desarrollo.

Todas las enfermedades sociales que muestra el sistema educativo, de bulling, de violencia escolar de burla, de robo, mentira etc., tiene que ver con una cultura de violencia donde no se educó a la persona para comunicarse y resolver los problemas que son normales en cualquier grupo.

Esas son señales de que un grupo, una institución, una sociedad está enferma socialmente, en términos de afecto y se resuelve más fácil de lo que nos imaginamos.

¿Por qué le deberia interesar la cultura del dialogo?

-En la medida en que los niños y los jóvenes van atreviéndose a hablar los padres van a ir observando la riqueza que sus hijos tienen. En la medida en la que los hijos, o los alumnos pueden hablar, son mucho menos agresivos, menos conflictivos, rebeldes… En la medida en la que el joven se siente escuchado se siente querido, se siente respetado. Si un padre aprende a escuchar a su hijo, o un maestro, este no les va a faltar al respeto, más bien, va a contar con él. “De la cultura del subdesarrollo no hay salida, se deberá dar un salto al vacío, hacia el desarrollo”.

No es fácil dialogar., este es un proceso que tiene sus reglas, formas y procedimientos. Por otra parte, los guatemaltecos no hemos sido educados para dialogar. Hay una cultura dictatorial y de la fuerza. Los maestros no escapan de esto y tampoco enseñan a los niños a dialogar… 



Cuando un papá lo que quiere es que su hijo sea “respetado, reconocido,valorado por lo que es, entonces, este alumno debe estar aquí”,dice Rita Cabarrús de Vizcaíno, reconocida educadora con cuatrodécadas al frente del colegio Naleb y 20 liderando capacitación demaestros en la provincia. Ella es co-creadora del sistema que hadenominado la Ruta DAR, que enfatiza la formación de los valoreshumanos por medio del diálogo.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube