home Actualidad, Editorial, nuevo tema, Opinion, Richard Shaw e Invitados Editorial por Richard Shaw: Sin lógica electoral

Editorial por Richard Shaw: Sin lógica electoral

Los guatemaltecos estamos entrampados en un proceso electoral lleno de dudas y conspiraciones. Faltan pocos días para las próximas elecciones y aún no hay certeza jurídica para muchos candidatos y la gran pregunta es: ¿Quién ganará las elecciones?.

Por Richard Shaw

Esta es una campaña electoral en la que abundan las prohibiciones, el miedo y para muchos, el favoritismo judicial.

Los verdaderos electores no son los millones de empadronados, sino un grupo selecto de jueces y magistrados que, asumiendo cualidades supra terrenales, interpretan las leyes según sus simpatías y antipatías.

El fantasma de la judicialización nacional o extranjera, se pasea amenazante en todos los ambientes del país, asustando a empresarios, políticos, periodistas y a los simples mortales que se atreven a contradecir o interferir en los planes de dominación política que, descaradamente, se han venido ejecutando en el país.

¿Quién va a ganar las elecciones?

Es la pregunta que me hacen a cada rato y mi respuesta es que hay varios escenarios y variantes a considerar:

  1. Escenario de fuerza política nacional: Si analizamos cuál es el partido que tiene mayores posibilidades, es importante considerar lo siguiente: a) Reconocimiento de (marca) símbolo a nivel nacional, b) Reconocimiento de (producto) nombre de candidato, c) Estructura partidaria es decir canales de distribución o reproductores ideológicos, d) Mayor impacto de promoción.
  1. Escenario de apoyo mediático: Muy a pesar de las restricciones del TSE y de los estrategas políticos maquiavélicos que planificaron la ley, a pesar de que se implementaron restricciones en vallas, anuncios y redes, y de que el TSE intentó controlar el contenido de los medios  en lo que respecta a entrevistas, foros y reportajes, los medios de comunicación han desarrollado como siempre la estrategia para apoyar a sus “candidatos consentidos”, esos a los que les dan más tiempo al aire, esos que se convierten en los mega entrevistados, lo cual se traduce en exposición mediática y por supuesto, en votos. 
  • Pie de fuerza y militantes: Guatemala tiene 340 municipios, si analizamos cuántos candidatos inscribió cada partido, tendremos una base cuantitativa y lógica de la fuerza de cada uno.  El partido más organizado es la UNE, de Sandra Torres, con 314 candidatos inscritos; le sigue Vamos de A. Giammattei con 255, UCN  de M. Estrada, con 206, FCN / 205, TODOS /161, VALOR /161, FUERZA / 152, Semilla /143, CREO / 132, BIEN / 130, Humanistas / 123, Prosperidad Ciudadana / 120, VIVA / 115, Unionistas / 111, MLP / 108, Podemos / 76, URNG / 75, Libre / 69, Victoria / 59, Encuentro / 58, Convergencia / 57, WINAK / 54, AVANZA / 47, Unidos / 44, PAN / 41 y PPT / 36. Con estos datos, usted, amigo lector, puede concluir quiénes tienen organización y quiénes están débiles en el interior de la república, sin embargo, recuerde que Jimmy no ganó ni una alcaldía y menos de 10 diputaciones y sin embargo, ganó las elecciones, pero considere que este no es 2015, que el anti voto no es el mismo.
  • El voto cibernético: El último informe de la CICIG, señala la fuerza de los net-centers y de la publicidad, y podríamos ver una sorpresa como la del 2015, cuando un mini partido (FCN), sin reconocimiento de marca, que postulaba a un nuevo jugador (Jimmy Morales), ganó la presidencia. La coyuntura es diferente y Jimmy tenía a su favor años de exposición en la TV, sin embargo, alguien como Roberto Arzú, tiene a su favor el mismo reconocimiento y aunque el partido que los postula, PAN, tiene organización débil, su símbolo es reconocido a nivel nacional y su apellido también lo es. Hay quienes dicen que podría ser una sorpresa.
  • El anti voto: Es un elemento de rechazo visceral en contra de la vieja política y de sus actores tradicionales. Este anti voto predominantemente urbano y semi urbano, podría buscar una opción fresca y anti sistema como Edmond Mulet, Isacc Farchi, Manuel Villacorta o Luis Velázquez, estos candidatos le apuestan al voto urbano indeciso y pensante.
  • Escenario geopolítico: Guatemala tiene una gran importancia estratégica para los Estados Unidos, por lo tanto, permitir que llegue al gobierno una persona que abra de manera más profunda las llagas de la confrontación, sería ir en contra de la tan anhelada estabilidad política y económica que necesitan los norteamericanos para frenar la migración. Por lo tanto, siguiendo esa lógica para los EEUU, el próximo presidente de Guatemala debería ser alguien que pueda conciliar a una sociedad enfrentada políticamente, generar estabilidad y las condiciones propicias para evitar la migración al norte.

El imperio tiene intereses y su ética está más allá del bien y el mal. La amenaza migrante debe solucionarse y sus prioridades no permiten la contaminación de luchas ideológicas y de poder criollas.

Considerando todos los escenarios en el abanico de posibilidades, concluimos que no podemos definir con certeza quién va a ganar. Y si a eso le sumamos los futuros escándalos judiciales, éticos y morales que están aún por destaparse, la incertidumbre es mayor.

El próximo 16 de junio, yo saldré a votar y realizaré este ejercicio democrático como cualquier ciudadano. Los dados del juego electoral puede que estén cargados con maniobras judiciales o mediáticas, sin embargo, voy a jugar esperando que algún día los guatemaltecos evolucionemos en nuestro sistema y podamos vivir en una verdadera democracia.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube