home Actualidad, Cosas Interesantes., Cosas para Compartir., Editorial, Motivacion, nuevo tema Editorial por Richard Shaw: La tolerancia a la intolerancia

Editorial por Richard Shaw: La tolerancia a la intolerancia

El crecimiento de las redes sociales ha despertado una corriente de activistas “políticamente correctos”, el  debate ideológico, económico o social ha muerto y en su lugar solo encontramos ataques viscerales llenos de veneno y mucha ignorancia.

Por Richard Shaw

En las redes sociales todo deja una huella digital y eso se convierte en la evidencia que un adversario político, económico o religioso puede usar en nuestra contra.

Vivimos en el reino de la generalización y las noticias falsas (FAKE NEWS) las condenas publicas están de moda y las personas son linchadas en los medios y las redes sociales en nombre de un “activismo periodístico” o de la muy cacareada libertad de expresión.

La objetividad esta sobre valorada

Todos los que comunicamos tenemos intereses, preferencias ideológicas, ascendentes religiosos y sin duda como seres humanos simpatías y antipatías, esto tiene como resultado que lo publicado en un medio, lo compartido en Facebook o whatsapp sea un reflejo de nuestros pensamientos.

No podemos creer que un periodista, comunicador de las redes, o un cualquier ser humano  es 100% objetivo. Tener simpatías y antipatías no se puede evitar.

Aprendiendo a tolerar

Mi querido compadre José Eduardo “Chepe” Zarco, afirmaba que; “no importa si te atacan o te alaban, si aceptan o no tu opinión, lo que interesa es no pasar desapercibido. Que hablan mal o bien pero que hablen”.

Esta afirmación es real en cuanto a la polémica que puede causar un medio de comunicación con sus investigaciones o línea editorial y se aplica también a todos los usuarios de las redes sociales  conocidos como: tuiteros, bloqueros, facebukeros y whatsaperos, que invierten su tiempo para convertirse en “INFLUENCERS”

La comunicación “2.0”  que permite la retroalimentación inmediata de parte de los receptores provoca muchas veces la guerra de insultos y descalificación, a veces la crítica no es bien recibida  y los que juegan a ser figuras públicas se enganchan en los comentarios de sus seguidores,  es aquí en donde debemos desarrollar la “TOLERANCIA con todos los cibernautas que están contaminados por el virus de la  INTOLERANCIA”

Interacción o reacción hepática

En época de campaña las personas toman partido y empiezan a sudar calenturas ajenas atacando a sus opositores o defendiendo al candidato de su preferencia. Se pierde toda visión, respeto y objetividad y es allí en donde vemos el horrible grado de superficialidad de la inter acción virtual.

Vanidad, egos frágiles y campañas negras

La gente publica sus logros, sus viajes, lo que come, sus mascotas, lo que baila, sus parrandas, sus novios, sus traiciones y celebra las victorias de equipos de países lejanos. A todos les da por presumir y buscar aprobación en una carrera virtual por la felicidad, o por lo menos en aparentarla. Se vive en una realidad virtual en donde se reparten abrazos, besos y bendiciones en cada frase  y meme.

No todo es dulzura en el mundo de la apariencia, los egos frágiles saltan en cada comentario que desde lo más profundo de la envidia (con razón o no) lanza una dosis de veneno  y es allí en donde las polémicas se ponen interesantes y salen a relucir  pasados oscuros (reales o inventados) se destapan intereses y la magia de la comunicación y de la vanidad se pierde.

La facilidad con que se opina, se acusa, se encasilla, se ofende, se condena y a la vez se endiosa a las personas demuestran que este experimento llamado “REDES SOCIALES”   son una forma de dominación social.

Para los que las usamos las “redes” estas son una herramienta de distracción, trabajo, un medio de difusión, de ventas (tangibles o intangibles) pero al final (sin excepción) es una puerta a la vida privada a las ideas y la mente de cada uno de nosotros.

¿Cómo sobrevivir? ¿Cómo aprovechar?

  1. Les recomiendo no exponer su vida privada a extraños.
  2. No publique nada que pueda ser motivo de una mala interpretación por un posible enemigo o futuro empleador.
  3. Si usted tiene una visión política, deportiva o religiosa y la hace pública no espere que todo el mundo esté de acuerdo con usted y recuerde que las palabras clave son: tolerancia y moderación.
  4. No se enganche en discusiones con perfiles desconocidos que solo buscan provocarlo.
  5. Tenga bien claro para que está usando usted las redes sociales. ¿Son  una válvula de escape, una herramienta de trabajo, una forma de satisfacer su ego y auto promocionarse o una forma moderna de matar el tiempo y enterarse de chismes frescos? Sin importar su respuesta tenga clara sus prioridades y recuerde siempre tener “TOLERANCIA con todos aquellos que se retuercen en la INTOLERANCIA”
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube