home Editorial, Politica EDITORIAL: Elecciones y gobierno Hablemos de política

EDITORIAL: Elecciones y gobierno Hablemos de política

por: Richard Shaw

En la actual coyuntura nacional, el tema inevitable de conversación es la política. Por mis diversas actividades me relaciono con muchas personas, que van desde académicos y estudiantes de la universidad hasta analistas, candidatos, clientes y cuates de toda la vida. En las sesudas conversaciones, cada uno presenta su diagnóstico y solución de los problemas nacionales. He capturado para ustedes algunos pensamientos que estoy seguro serán motivo de reflexión, esperando sean de su agrado.

Por Richard Shaw

  • El odio hacia la clase política es un sentimiento visceral que se ha cultivado cuidadosamente desde hace varios años, por los medios de comunicación.  Esta actitud anti política será fundamental en las próximas elecciones. La gente no quiere saber nada de la “vieja política” y es posible que vivamos un tsunami electoral que dé sorpresas.
  • En la política, tristemente la forma es el fondo. Por eso, cosas que podrían ser buenas se ven mal por la forma estúpida en que se realizan y cosas malas como son bien socializadas y son políticamente correctas, todo el mundo las acepta o sencillamente los medios se callan.
  • Hay muchos partidos que aunque saben que no tienen estructura partidaria, que no tienen candidatos buenos, que no tienen representación en todos los municipios, que no tienen pisto y que además, están llenos de políticos reciclados, se proclaman como futuros protagonistas de la segunda vuelta. Ellos son partidos cuya filosofía política se basa en la fe y en los milagros, pues dicen que nada está escrito y que si Jimmy pudo llegar, cualquiera puede.
  • La Ley Electoral fue diseñada para favorecer a los partidos tradicionales, el tiempo de campaña, las restricciones y control a los medios de comunicación de parte del TSE, el pánico sembrado en la iniciativa privada para no dar financiamiento y el descrédito de la clase política, sólo favorecen a los partidos con símbolos ya conocidos.
  • Debe imperar la meritocracia y para eso, es necesario implementar una ley de servicio civil que garantice la capacidad en el servicio público.
  • Si se realizara una tabla de calificación en la cual se analizaran los requerimientos para llegar a ser un estado fallido o fracasado, la calificación de Guatemala nos mostraría que estamos llegando al borde de un precipicio político.
  • El tema de la CICIG y el Gobierno, se ha convertido en una novela de mal gusto que tiene aburrida a la población.
  • Estas elecciones no son una oportunidad de mejorar las cosas en Guatemala, son la última oportunidad que tenemos antes de que colapse el Estado.
  • Hay niños que se mueren de hambre y otros que están muertos y aún respiran.
  • A muchos candidatos nuevos los que les falta es posicionamiento de su símbolo, reconocimiento de nombre, estructura partidaria, tiempo real de campaña para lograr estos objetivos y sobre todo, dinero.
  • Los empresarios y financistas tradicionales de los partidos están asustados y no quieren soltarle pisto a nadie. Sin dinero no se mueve la maquinaria electoral y se benefician las marcas reconocidas.
  • La dispersión del voto de la derecha con un fiambre de aspirantes y los candidatos Mickey Mouse de izquierda radical, sólo favorece a las señoras que encabezan las encuestas. Bien decía don Nicolás Maquiavelo: “divide y vencerás”.
  • Vivimos en un círculo vicioso de auto destrucción, en el cual los políticos cada día afilan más la estaca en la cual serán sentados por el pueblo.
  • Nos quieren vender como realidad una confrontación entre izquierda y derecha, pero el pueblo ya no le cree a esos pequeños grupos extremistas que viven de la confrontación. Los gritos fanáticos de los pro y anti CICIG, ya no tienen eco en la población que los ve como actores en un circo.
  • Las manifestaciones de apoyo de cada uno de los bandos es pírrica y sólo reafirma que el guatemalteco ya se hartó de una lucha de poder que no le soluciona nada.
  • Somos vecinos del Imperio y ahora, la frontera de EEUU se ha extendido hasta el sur de México. La amenaza migratoria es una prioridad para ellos y con las recientes caravanas también es un tema que preocupa al presidente mexicano López Obrador.
  • En las relaciones internacionales no hay amistad, sólo existen intereses y a los EEUU, no les conviene un triángulo norte con problemas internos. Para la tranquilidad del Imperio debe existir un clima favorable en la región. La confrontación ideológica divide, confronta y no aporta soluciones reales a la problemática económica de un país.
  • Debemos salir del asistencialismo por medio de la educación, empoderando a los padres de familia y creando ciudadanos productivos.
  • Guatemala ha tenido un gran logro recientemente y es que por la ineficiencia de los últimos gobiernos hemos subido del 18% al 24% en los índices de pobreza extrema.
  • La firma de los acuerdos de paz no ayudó a frenar la confrontación. Hoy, la polarización es un negocio que destruye la sociedad. No podemos caminar hacia adelante, viendo hacia atrás. La aplicación de la justicia selectiva empaña su veracidad. Debemos terminar con el negocio de las ONG´s de Izquierda y Derecha que viven del conflicto.
  • El voto en el extranjero causa mucha incertidumbre y desconfianza. ¿Cómo se va a fiscalizar? ¿Quién tendrá el control? ¿Cómo es posible que el único medio acreditado sea propiedad de una corporación con simpatías políticas definidas?
  • La CC (Corte de Constitucionalidad) no ha sido prudente en sus fallos, se convirtió en un chiclero que opina en todo y que al igual que la PDH, obedece a intereses políticos. Sus actuaciones no son producto de la jurisprudencia sino del activismo.
  • La falta de verdaderas organizaciones con visión política decepciona a los ciudadanos que quieren acercarse a participar, los dirigentes resultan ser cuadros reciclados de viejas estructuras partidarias (FRG, Patriota, Líder) que rechazan a cualquiera que los pueda cuestionar; los mismos lobos disfrazados y los mismos bobos siendo usados.
  • Un partido auténtico busca: reclutar, formar, empoderar y retener pero las nuevas empresas electorales sólo quieren usar y desechar.
  • Las dietas y salarios que reciben los alcaldes de Mixco y Jalapa, los sueldos de los magistrados de CSJ y la CC, los bonos en el Ministerio Público, el sueldo del presidente (el más alto de América), los salarios de los trabajadores del Congreso, las dietas de los directivos del RENAP, los salarios de los funcionarios de CICIG y la monarquía laboral en Puerto Quetzal, son un insulto a la pobreza de un pueblo que muere hambre.
  • Existe un movimiento social que busca la creación de un Estado Maya independiente, es una visión independentista que ha unido a alcaldes de varios municipios de Guatemala y México. Su proyecto es el de crear una “República Maya”. Están tejiendo los hilos de esta propuesta y ante ese peligro AMLO ya ha tomado medidas. Mientras tanto, el Gobierno de Guatemala cada día está más ausente de las comunidades.
  • coleccionado en charlas con analistas y candidatos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube