home Actualidad, Columnistas, Politica Debemos fortalecer la república y la derecha política mediática e internacional

Debemos fortalecer la república y la derecha política mediática e internacional

Lo primero es realmente muy sencillo, el fondo procesal de todo este circo de injusticia propaganda odio y falta de conocimiento profundo del derecho lo hizo notar el notable abogado guatemalteco experto en derecho internacional público y penalista Antonio Arenales Forno, sencillamente no se cometió el delito de genocidio ni el de contra deberes de la humanidad en Guatemala, pero, si se hubiese cometido, simplemente prescribió por el paso del tiempo en el 2002 y 2003 por haber pasado ya 20 años de haberse cometido, lo cual de todos modos no es lo que paso en la guerra de guerrillas, llamada en estricto derecho internacional de la guerra conflicto armado interno.

Si el delito está prescrito es un delito abrir a juicio por un delito ha prescrito. Eso quiere decir que el error o la ignorancia de la ley no es fuente de derecho, y en este caso tan importante el funcionario público que por excelencia no puede alegar ignorancia de la ley es el juez penal y en este asunto la ignorancia del Derecho ha sido la marca paradigmática de casi la totalidad de los jueces del OJ y de la Corte de Constitucionalidad

Otra perspectiva que debo hacer notar es la unidad de propósito, fanatismo, fondos multimillonarios alianzas internacionales y dedicación constante a la venganza y destrucción de Guatemala por parte de su eterno enemigo el EGP y los jesuitas de la teología de la liberación, este enemigo del país en conjunto con las más de catorce o dieciséis mil ONG´s (14,000 o 16,000) inscritas en la última década en Guatemala, por cierto en esa proporción hay más ONG´s que sociedades anónimas inscritas en Guatemala, ¿porque será? digo entonces que este enemigo fanático ideológico millonario y dedicado ha estado preparando esta venganza contra Guatemala por los últimos dieciséis o veinte años mientras el sector privado y el ejército se dedicaron ingenuamente y de buena fe a cumplir los ilegales e inconstitucionales acuerdos de paz, mientras el enemigo fraguaba la destrucción política, mediática e internacional de todo el país.

Este juicio será el inicio de una cadena de juicios posteriores contra lo más graneado el alto mando militar aún vivo de la década 1979 – 1989, una lista que se puede encontrar en gwu.edu- NSA/ proyecto Guatemala / proyecto granito y las «expertas» de extrema izquierda norteamericana Kate Doyle y Jean Marie Simón. Luego cuando terminen con los militares se pasaran al sector privado, que claro al ser clasificado como colaboracionista con el genocidio deberá pagar igualmente las mismas penas que los militares.

Esto sucede dentro del plan estratégico y del análisis situacional del entorno internacional que la izquierda hace, pues con una Europa quebrada y con los países europeos cerrando cinco embajadas en Guatemala y sin dinero para seguir la guerra política en Guatemala, hay que cambiar de financista y claro que mejor que un sector privado dócil, políticamente correcto y sumiso a la comunidad internacional, sin un espíritu combativo y de lucha como en los setentas y ochentas y sin una institucionalidad sólida y bien fundada que pueda responderle al ejercito de ONG´s y grupos de choque, CUC, CONIC, FNL, CALDH, HIJOS, CALAS, GAM, Landivar, San Carlos, IPNUSAC, y demás miles de organizaciones reales y de fachada que por décadas han venido trabaja en el pais.

Todo ello lo explica uno de sus estrategas más brillantes y fundador del EGP, Mario Payeras que en su obra: “Los fusiles de octubre, los días en la selva y el trueno en la ciudad”, delinea como fue que la inteligencia militar y las fuerzas especiales y las PAC y el ejército los derroto y como la guerra debe dejar de ser militar y pasar al plano político, diplomático, mediático e internacional, y claro esa estrategia es la que hoy vemos implementada

Por todo lo anterior es que la reacción del ejército y el sector privado debe ser sutil, inteligente, usando los mejores cerebros del país, con una dedicación y esmero inmensamente mayores a los que se han venido gestando pues el enemigo ha demostrado una destreza en el campo de la propaganda, el campo internacional y la articulación con la izquierda globalizada verdaderamente fuerte.

La única forma de contrarrestar esta enorme y global amenaza a la sobrevivencia del estado y a la república de Guatemala es derrotarlos en su propio campo, político, mediático e internacional, sin perder la hegemonía económica a la vez que se logra una campaña nacional estratégica de paz y reconciliación a través del estado de derecho la justicia verdadera y el libre mercado y el estado de derecho como norte único y común.

Si seguimos haciendo lo mismo que hemos venido haciendo, lamentablemente fracasaremos así como hoy hemos perdido tan solo las primeras escaramuzas de una larga y prolongada guerra política total que el enemigo ha venido planificando por décadas.

Este golpe mediático debe ser el acicate para la implementación de una estrategia profunda y una respuesta tan magistral y total y profesional y sagaz y sutil que los deje pensando que mejor se van a Cuba o Venezuela a seguir el complot pues aquí no se puede.

Ya tenemos muestras reales que la organización contra la extrema izquierda resucitada por embajadas y ONG´s no es invencible: tiraron todos sus recursos y propaganda para reelegir a Paz y Paz y para lograr una condena de genocidio falseada y violatoria de la constitución el debido proceso y el derecho humano de legítima defensa y en ambos temas fracasaron estrepitosamente.

Por supuesto que sería una equivocación completa y muy costosa pensar que con estas dos batallas perdidas ya están derrotados, esto solo es el primer capítulo en la lucha por una Guatemala libre que no esté bajo el dominio del socialismo del siglo XXI ni bajo ninguna potencia regional como Venezuela o la decrepita Cuba comunista, debemos fortalecer la república y la derecha política mediática e internacional para derrotarlos aquí en Guatemala y en el extranjero, debemos denunciar su corrupción su encubrimiento vergonzoso de los crímenes de la guerrilla y el inmoral lucro con el dolor de la guerra y de sus víctimas.

Ya los derrotamos por lo menos una media docena de veces, los podemos derrotar otra vez, solo es cuestión de quererlo y hacerlo realidad, el talento, el amor a la patria y la capacidad sobran, solo hay que diseñar implementar y ejecutar una estrategia cuidadosa y profunda como la increíble victoria militar de los ochentas o la derrota de Cabrera por el unionismo de los 20.

Los guatemaltecos si podemos salvar a la patria solo es cuestión de que nos unamos y dejemos de dividir al sector privado, el ejercito y academia y asi logremos ese propósito y causa común, como lo hizo Colombia, Chile, Brasil, la Inglaterra de Margareth Thatcher o la Inglaterra de Churchill, yo no tengo ninguna duda que venceremos y que lo podemos lograr magistralmente una vez más, todo por Guatemala tu nombre inmortal por la libertad y el estado de derecho

*Abogado y notario periodista independiente

 

Por todo lo anterior es que la reacción del ejército y el sector privado debe ser sutil, inteligente, usando los mejores cerebros del país, con una dedicación y esmero inmensamente mayores a los que se han venido gestando pues el enemigo ha demostrado una destreza en el campo de la propaganda, el campo internacional y la articulación con la izquierda globalizada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube