“CANELA” y la SAT

15 Canela

 

Por: Óscar Platero

El título de este artículo se origina por la mención de mi nombre, efectuada por la Licenciada Silvia Gereda Valenzuela,  en su prestigioso programa de investigación que se transmite en el Canal Antigua (en éste caso, entrevistas a los candidatos presidenciales), cuando le preguntó al candidato Roberto González Díaz-Durán, más conocido entre sus amigos y conocidos como «Canela», (no precisamente por tranquilo y transparente), si dentro del  Comité Ejecutivo Nacional de su partido se encontraba Ricardo Ortiz Altembach (más conocido como “La Ruca”), yerno del ex presidente Berger, y empresario dedicado a la importación de pollo y combustibles (entre otros), además, según entiendo, Cónsul de la república de Ucrania en nuestro país (preciosa inmunidad).

La pregunta estaba orientada a conocer si no le importaban las denuncias (en las cuáles estaba involucrado Ricardo Ortiz y algunos familiares de Berger), presentadas por mí en el año 2005 ante el Ministerio Público, los medios de comunicación, embajadas (USA entre ellas), cámaras empresariales, (cuyas copias guardo debidamente selladas), etc. para dar a conocer la inmensa defraudación al fisco dirigida desde las más altas instancias de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), con la complicidad de empresas como COBIGUA (que “coincidentemente”, en el caso actual de la Línea, era la responsable según el presidente Pérez Molina, de la “salida de contenedores FLY” -o sea bajo de agua- después de las 10 de la noche y por las puertas adicionales a la de ingreso principal. ¿Para evadir controles y responsabilidades?

Según el reportaje de investigación del diario el Periódico, jueves 4 de junio de 2015. “Pérez llegó a la Portuaria a cerrar la puerta del recinto que ocupaba la Compañía Bananera Guatemalteca Independiente, S.A. (Cobigua), con lo cual, según el mandatario, se rescindía el contrato de usufructo que el Estado tenía con esa empresa desde 1989. Pérez Molina dijo que la medida se tomó después que se les informara que Cobigua había subarrendado el área, sin autorización de la Portuaria Quetzal, a la empresa Mega Services & Logistic, S.A., (MS&L), del grupo Neporsa. Esta compañía permitía la salida de furgones y contenedores, sin pagar impuestos después de las 22:00 horas, y sin personal de aduana. Pérez Molina dijo que no descartaba que estas empresas estén involucradas en el caso de La Línea, pero no mencionó si el caso sería denunciado al Ministerio Público (MP).

Canela, a la pregunta de la Licenciada Gereda respondió que no, que las denuncias efectuadas eran parte de “una conspiración”, en contra de su amigo y de la distinguidísima Carolina Roca (de Obiols), superintendente cuando se realizo ése inmenso saqueo del erario nacional. Como me siento aludido y entiendo que el empresario de combustibles (igualmente que Ortiz), y ex funcionario, Canela, (quien desempeñó cargos públicos desde 1991 en la Municipalidad de Guatemala. Su primer cargo fue en la Empresa Municipal de Aguas de la capital, Gerente del INDE, Ministro de Energía y Minas (acompañado por Carolina Roca) y como Secretario de la Presidencia, todo “casualmente” durante el gobierno de Óscar Berger) me involucra en esa conspiración; le aclaro que: “SÍ HUBO CONSPIRACIÓN, PERO PARA DELINQUIR”, y que fueron sus socios y amigos quienes participaron y dirigieron ésa versión anterior de La Línea.

Agregando este servidor de ustedes, que nadie podrá creer que él como “Secretario de la Presidencia” (extrañas coincidencias, ¿le suenan al lector los nombres Juan Carlos Monzón, o Juan De Dios Rodríguez, y los cargos que desempeñaron?….) No se hubiera enterado de lo que fraguaba y dirigía su ex compañera y culta amiga (de sus años en el MEM),   Lesbia Carolina Roca Ruano de Obiols, junto con Emilio Francisco de Asís Pacheco Pilón (a quien por carecer del perfil académico, Ortiz lo había impuesto como Gerente de Aduanas, pero en realidad era quien operativamente dirigía la Intendencia y la operación SOSEP, entre otras, y que se encuentran plenamente documentadas) y otros muchos nombres, algunos de ellos vigentes en el caso de la Línea. Podría preguntarse el lector ¿porqué Juan Carlos Leal, Jefe de la Secretaria de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia SAAS, le brindaba con sus agentes seguridad a Emilio Pacheco? ¿Quieren ver fotografías? ¿Querrá la CICIG y el MP desempolvar los más de 3000 folios de éste caso que mandó a archivar abusivamente Juan Luis Florido, Fiscal General nombrado por Berger para cubrir su retirada?

Queda claro entonces “Don Canela”, que sí hubo conspiración, pero fue para saquear los recursos del pueblo de Guatemala, y en ella participaron usted, sus “socios, amigos, y compañeros partidarios”.

Aún estoy esperando a ver si la CICIG y el MP van a desempolvar éste caso (del cual tengo copia bien resguardada para ser dada a conocer a la comunidad internacional si fuera necesario), en el que existen sorpresas abundantes sobre un tema que era conocido por muchos “políticamente correctos” y es el antecedente más conocido del caso La Línea, o, como se rumora en la sociedad guatemalteca, La Línea fue sólo llamarada de tuzas para lograr retorcer el brazo del presidente actual, prolongar el  “mandato” de ésa comisión internacional, y poder dar paso a la agenda oculta de la CICIG, acrecentando a la vez  el control extranjero sobre nuestra Nación. 

 

Nadie podrá creer que él como “Secretario de la Presidencia”, no se hubiera enterado de lo que fraguaba…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube